Follow Delta News Hub on Twitter Follow Delta News Hub on Facebook Google+ Follow Delta News Hub on LinkedIn Email Delta News Hub

En este año desde su regreso al servicio en Cuba, Delta ha transportado a casi 93.000 clientes entre los dos países. En diciembre de 2016, la aerolínea comenzó sus vuelos diarios entre Nueva York-JFK, Miami y Atlanta y La Habana, Cuba por primera vez en 55 años.

En noviembre del año pasado, Delta, con su sede en Atlanta, fue la primera aerolínea estadounidense en abrir una oficina de venta de boletos (o CTO, por sus siglas en inglés) en el sector habanero de La Rampa, que luego se amplió para dar cabida a la creciente demanda de los clientes. El 22 de septiembre también se inauguró una oficina de venta de boletos en la zona de Miramar en La Habana.

“En la CTO de La Rampa se pueden atender hasta a tres clientes simultáneamente, lo que reduce el tiempo de espera”, dijo Agustín Durand, Gerente General de Delta para Centroamérica y el Caribe. “Nos gustaría agradecer a nuestros empleados por su valioso apoyo que nos permite tener una operación de excelencia y un extraordinario servicio al cliente”.

Los vuelos de Delta entre La Habana y Miami y entre La Habana y el aeropuerto JFK de Nueva York prestan servicio a la población más grande y segunda más grande de cubano-americanos en los EE. UU., respectivamente. Mientras tanto, el servicio de Atlanta brinda acceso a Cuba a más de 150 ciudades de los EE.UU., con tan sólo una escala, desde el centro de operaciones con mayor volumen de pasajeros en el mundo.

El Departamento de Transporte de los Estados Unidos (DOT) otorgó a Delta el permiso para reanudar el servicio regular sin escalas a Cuba el 31 de agosto de 2016 y los vuelos de regreso desde las tres ciudades de los EE.UU. a La Habana, se llevaron a cabo el 1 de diciembre de 2016.

Español (Spanish)
Follow Delta News Hub on Twitter Follow Delta News Hub on Facebook Google+ Follow Delta News Hub on LinkedIn Email Delta News Hub