La crisis del COVID-19 ha creado una serie de oportunidades para que los empleados de Delta marquen la diferencia en las comunidades donde vivimos y trabajamos. Desde que Delta ha ajustado temporalmente la oferta de servicios a bordo y en Delta Sky Clubs, hemos donado alimentos y otras provisiones de los almacenes de todo el mundo a hospitales, escuelas, bancos de alimentos y otras organizaciones.

El total de donaciones hasta ahora superó el millón de libras (454 toneladas), el esfuerzo sigue en marcha.

Elaine Schlaeger, gerente de Operaciones de Alimentos y Bebidas, es uno de los muchos empleados de Delta que ayuda a distribuir alimentos a sus comunidades locales. "Mi hija es enfermera en el Hospital del Área de Nueva York, así que esto lo vivo de primera mano. A lo largo de esta pandemia los trabajadores de la salud están poniendo sus vidas en riesgo cada día para salvar a otros", dijo Elaine. "Ser parte de una compañía que ayuda a los trabajadores de la salud y a tantas otras personas que lo necesitan alrededor del mundo con donaciones de alimentos es realmente conmovedor, estoy muy contenta de ser parte de ello".

Delta está donando alimentos y bebidas que de otra manera no se utilizarían y el número de donaciones aumenta cada día. Delta también está donando utensilios del servicio de alimentos como tazones, servilletas y materiales de empaque.

"Estamos muy orgullosos de que nuestra gente haya identificado las necesidades en las comunidades de todo el mundo y actuado con los recursos que Delta tiene para ofrecer. Eso es lo que nos gusta llamar el “Espíritu Delta", dijo Allison Ausband, vicepresidenta Senior de Servicio en Vuelo. "Especialmente durante la pandemia en curso, vemos a nuestra gente dando un paso más para servir a los demás. Un millón de libras (454 toneladas) de comida es asombroso y seguiremos donando mientras tengamos recursos para hacerlo".

Delta tiene relaciones de larga duración con organizaciones como Feeding America, una red sin fines de lucro que distribuye alimentos a los necesitados. La aerolínea también ha desarrollado nuevas relaciones con organizaciones locales y chefs en comunidades que ven una necesidad significativa de recursos alimentarios.

A nivel internacional, los equipos de Delta están ayudando de manera similar a las comunidades en las que trabajan, viven y sirven. En Filipinas, Delta donó más de 39 000 paquetes de refrigerios, 25 000 bebidas, casi 5 000 paquetes de café y 600 paquetes de té a los trabajadores de la primera línea de batalla y a los socorristas que luchan contra el COVID-19. Delta también ha hecho donaciones en Senegal, Sudáfrica, Brasil, Argentina, El Salvador, Perú, Japón, Grecia, España, Francia, Países Bajos y el Reino Unido.

Donar alimentos es una de las muchas maneras en que nuestros equipos están demostrando el espíritu invencible de Delta durante la pandemia en curso. En marzo, comenzamos a proporcionar vuelos gratuitos a profesionales médicos que se encuentran en la primera línea de batalla ante la crisis del COVID-19. Delta TechOps y Delta Flight Products también entregarán un total de 76 cápsulas de despliegue rápido para ayudar a las  tropas militares infectadas por el COVID-19 a regresar a casa. Además, Delta fabricó un total de 70 000 protectores faciales para ayudar a proteger a los trabajadores de los hospitales gracias a la subsidiaria de interiores de aeronaves de propiedad exclusiva de Delta (Delta Flight Products).

Descargue el video que se encuentra en la parte superior aquí

Descargue material adicional aquí

Temas Relacionados: Participación comunitaria, coronavirus, COVID-19