MEMO

Para: Colaboradores de Delta en todo el mundo

De: Ed

Asunto: El desafío al que nos enfrentamos: el impacto de COVID-19 crece rápidamente

A principios de esta semana, los actualicé sobre los pasos que estamos tomando para proteger a nuestra gente, nuestros pasajeros y nuestro negocio en medio del brote de COVID-19 (coronavirus). En los pocos días transcurridos desde entonces, la situación ha empeorado considerablemente, con grandes eventos públicos cancelados, negocios que suspenden viajes y destinos populares que enfrentan mayores restricciones de viaje del gobierno, incluida una prohibición de 30 días a Europa continental anunciada el miércoles por la noche.

La demanda de viajes está disminuyendo a un ritmo acelerado diariamente, generando un impacto de ingresos sin precedentes. Las cancelaciones están aumentando dramáticamente con las reservas netas ahora negativas para viajar durante las próximas cuatro semanas. Para poner eso en perspectiva, estamos viendo más cancelaciones que nuevas reservas para el próximo mes.

El ritmo de la caída de la demanda es diferente a todo lo que hemos visto, y hemos visto mucho en nuestro negocio. Nos estamos moviendo rápidamente para preservar el efectivo y proteger a nuestra empresa, por lo que con la caída de los ingresos, debemos centrarnos en reducir los costos de nuestro negocio.

Para hacer esto, estamos tomando medidas difíciles pero determinadas para proteger la posición financiera de la empresa. Éstas incluyen:

  • Una reducción de la capacidad general en los próximos meses del 40 por ciento, la mayor reducción de capacidad en la historia de Delta, incluido 2001.
  • Eliminación de volar a Europa continental durante los próximos 30 días, lo que podría extenderse. Mantendremos el servicio a Londres.
  • Estacionar hasta 300 aviones ya que nuestra capacidad reducida requiere una flota sustancialmente más pequeña.
  • Aplazar las entregas de nuevos aviones para gestionar la reducción de nuestra capacidad y conservar el efectivo.
  • Reducir los gastos de capital en al menos $2 mil millones de dólares para el año, incluida la demora de modificaciones de aeronaves, iniciativas de IT y otras oportunidades para conservar efectivo.
  • Inmediatamente ofreciendo licencias voluntarias a corto plazo, no remuneradas, así como una congelación de contratación inmediata.
  • Reducción sustancial del uso de consultores y contratistas.

Tomaremos decisiones más críticas sobre nuestra respuesta en los próximos días. La situación es cambiante y es probable que empeore. Pero lo que no ha cambiado es esto: Delta sigue estando mejor posicionada para soportar una tormenta de esta magnitud que nunca antes en nuestra historia. Hemos pasado una década construyendo una aerolínea fuerte y resistente impulsada por los mejores profesionales en el negocio. Lo superaremos, y el tomar medidas firmes y decisivas ahora, asegurará que estamos en una posición adecuada para recuperar nuestro negocio cuando los pasajeros comiencen a viajar nuevamente.

En los próximos días y semanas, cada uno de nosotros tendrá la oportunidad de contribuir a la durabilidad de Delta. Eso va desde considerar un permiso voluntario que funcione para usted y su familia, hasta identificar oportunidades para ahorrar dinero en su división o departamento, y ofrecerse como voluntario para Peach Corps (programa de empleados voluntarios de Delta) para ayudar a nuestros clientes y colegas en el aeropuerto. Les pido a todos ustedes que vean qué pueden hacer para ayudarnos a ahorrar efectivo.

A la luz de estos desarrollos, renunciaré al 100 por ciento de mi salario, con vigencia inmediata, durante los próximos seis meses.

Estamos en conversaciones con la Casa Blanca y el Congreso sobre el apoyo que pueden brindar para ayudarnos durante este período. Soy optimista y recibiremos su apoyo. Dicho esto, la forma y el valor son impredecibles, y no podemos poner en riesgo el futuro de nuestra empresa esperando la ayuda de nuestro gobierno.

Sobre todo, nada es más importante que el cuidado, la seguridad y la salud de nuestros pasajeros y todos nosotros. Eso incluye los pasos que estamos tomando para mantener nuestros aviones e instalaciones limpias y desinfectadas, así como nuestro compromiso interminable con la seguridad en cada vuelo, incluso entre estas distracciones. Ahora más que nunca, debemos asegurar a nuestros pasajeros que es seguro volar en todos los aspectos. También entendemos la necesidad de un cierto distanciamiento social como un medio para proteger a nuestros pasajeros y a los demás, y alentamos a toda nuestra gente a tener en cuenta todas las oportunidades para reducir el riesgo de transmisión en el trabajo y en su vida diaria. Esta es una crisis severa.

Sé que muchos de los miembros más nuevos de la familia Delta nunca han experimentado este nivel de incertidumbre en nuestro negocio. Sus colegas con más años en el negocio les dirán que hemos pasado por tiempos turbulentos antes, y lo que siempre nos ha hecho salir adelante ha sido el compromiso con nuestros valores, nuestra cultura y nosotros mismos. Estoy seguro de que saldremos de esta crisis como una marca global fuerte y confiable que realmente conecta al mundo como ninguna otra. De la misma manera, seremos más fuertes por haber pasado por esta experiencia.

Me siento muy honrado de liderar este equipo. Le daré otra actualización a principios de la próxima semana. Gracias por todo lo que cada uno de ustedes ha hecho y seguirá haciendo en los próximos días para cuidar a la familia Delta y a nuestros pasajeros.

Ed

 

Related Topics:
Share