Delta ha invertido miles de millones de dólares en productos, servicios y tecnología para mejorar la experiencia del cliente en el aire, desde la instalación de asientos cama completamente planos en Delta One hasta ofrecer entretenimiento totalmente gratuito durante el vuelo. Pero la aerolínea también es líder en su compromiso de mejorar la experiencia en tierra. Delta ha participado en proyectos aeroportuarios por más de 7.000 millones de dólares desde el 2006 y junto con sus socios aeroportuarios está involucrada en proyectos adicionales de infraestructura por un valor de 12.000 millones de dólares para los próximos años.

"Nuestro Plan de Vuelo exige el logro de hitos clave de inversión en instalaciones en muchos de nuestros centros de operaciones en aeropuertos y eso es una gran noticia para nuestros clientes y empleados", dijo Holden Shannon, vicepresidente sénior de Bienes Raíces Corporativas. "Además de permitir mayores eficiencias operativas al conectar a nuestros clientes de forma segura y cómoda en todo el mundo, estos proyectos también ofrecerán tecnología innovadora en los mostradores, puntos de control de seguridad y puertas de embarque que mejorarán y personalizarán la experiencia del cliente".

Aquí están los cinco proyectos clave a observar en el 2017:

Aeropuerto LaGuardia de Nueva York: trayendo una puerta de entrada de clase mundial a la capital de negocios del mundo. Delta, que opera alrededor de 275 salidas diarias desde su centro de operaciones en LGA, reemplazará a las terminales C y D del Aeropuerto LaGuardia de Nueva York por una instalación de última generación con una inversión de 4.000 millones de dólares que comenzará a finales de este año. Este proyecto es un paso más de los más de 2 mil millones de dólares que la aerolínea ha invertido en los aeropuertos de Nueva York durante los últimos siete años y permitirá mejorar la experiencia de conectividad del cliente en LGA. La nueva terminal de Delta en LGA contará con 37 puertas en cuatro vestíbulos conectados por un hall de registro, un puesto de control de seguridad y un área de reclamo de equipaje centralizados. De las 37 compuertas, 33 tendrán acceso a doble calle de rodaje, con lo que se reducirá el tiempo de retención de salidas y el de acarreo hacia y desde la puerta antes del despegue y después del aterrizaje. La terminal contará con un nuevo Delta Sky Club con Sky Deck, salas de recepción de tamaño adecuado y más asientos, así como un 30 por ciento más de espacio de concesiones que las terminales C y D actuales. Estacionamiento adicional, vías de llegada y salida más eficientes y la infraestructura para apoyar la futura adición de conectividad ferroviaria directa entre LGA y Manhattan son también parte del proyecto.

Aeropuerto Internacional de Los Ángeles: reubicación a una locación superior. Delta, la aerolínea de más rápido crecimiento en LAX desde 2009, moverá sus operaciones a finales de este año para una co-locación con varios de sus socios de alianzas y joint venture. Este movimiento es sólo el primer paso en un plan de 1,9 mil millones de dólares, una de las inversiones más grandes de la ciudad, para modernizar, actualizar y conectar con seguridad las terminales 2, 3 y TBIT en los próximos siete años en apoyo de la estrategia global de la aerolínea. Una vez remodelado, el nuevo espacio proporcionará todos los servicios que los clientes de Delta han llegado a esperar en LAX, incluyendo un salón de registro privado Delta One, nuevas instalaciones de Delta Sky Club y un rápido check-in para los servicios de Delta Shuttle. Delta también se beneficiará operacionalmente de un sistema integrado de equipaje en línea, calles de doble vía de rodaje entre las terminales 2 y 3 y menor congestión de rampa en el lado norte del aeropuerto.

Aeropuerto Internacional Seattle-Tacoma: desbloqueando el potencial de crecimiento. La geografía favorable de Seattle, la economía fuerte, la diversa base corporativa y el foco en el comercio internacional hacen de la ciudad un lugar ideal para un centro de operaciones global de clase mundial, pero el crecimiento en el servicio aéreo se estancó en parte debido a las instalaciones internacionales limitadas. Para solucionar este problema, Delta ha estado estrechamente comprometida con el Puerto de Seattle en la construcción de una nueva instalación internacional con una inversión de 650 millones de dólares que, una vez terminada, contará con 18 puertas con capacidad internacional. La nueva instalación podrá procesar hasta 2.600 pasajeros (más que los 1.200 de hoy en día) y permitirá operaciones más eficientes. Después de la ceremonia de inicio el año pasado, los equipos esperan que gran parte del trabajo de diseño se complete en el 2017. Delta es el mayor operador global de Sea-Tac con más de 150 salidas a más de 40 destinos, incluyendo ocho vuelos internacionales a destinos de larga distancia.

Aeropuerto Internacional de Salt Lake City: la creación de mejores amenidades, la conexión con amigable diseño. Delta es la aerolínea más grande que sirve a Salt Lake City, con más de 260 salidas en días pico a casi 90 ciudades. Nos asociamos con el aeropuerto en una oportunidad que ocurre una vez en una generación para revisar completamente las instalaciones existentes y reemplazarlas por un complejo de terminales de vanguardia, similares al diseño del aeropuerto de Atlanta, que impulsarán eficiencias operacionales adicionales para este centro de operaciones de alto tráfico de conexiones. La construcción en el marco de un programa de 2,9 mil millones de dólares comenzó en el 2014 y continuará en fases hasta el 2023. El edificio de la terminal está programado para ser terminado en el 2020.

Aeropuerto Internacional Hartsfield-Jackson de Atlanta: mejora del centro de operaciones más concurrido del mundo. Delta es un socio clave en un plan maestro de 6.000 millones de dólares que proporciona inversiones en mejoras operacionales y de la experiencia del cliente en el aeropuerto más concentrado del mundo, impulsado por las 1.000 salidas diarias de Delta. Se está llevando a cabo una modernización de 400 millones de dólares en las terminales y en los corredores, programada para su finalización en el 2018, lo que mejorará la estética y aumentará significativamente la luz natural en todos los corredores. Como parte de ese esfuerzo, Delta lanzó el año pasado un proyecto de 140 millones de dólares para modernizar 85 puertas, pasillos adyacentes y puntos centrales en las terminales T, A, B y C, trabajo que continuará este año. Los componentes futuros del plan maestro incluyen la construcción de la terminal G, una sexta pista dentro del área existente del aeropuerto, una pista en el extremo sur y la expansión de los espacios de estacionamiento en el aeropuerto.

Share