Delta emitió la siguiente declaración esta noche concerniente al vuelo 1:

Al aterrizar se llevó a cabo una junta con la tripulación y se tomaron declaraciones de múltiples pasajeros. Basado en la información recopilada hasta la fecha, parece ser que los clientes que fueron removidos buscaban crear una interrupción en la cabina con su conducta provocativa, incluyendo sus gritos.  Este tipo de conducta no es bienvenida en ninguno de los vuelos de Delta.  De acuerdo a los reportes de medios de comunicaciones, el pasajeros que se estaba grabando es un conocido bromista el cual estaba siendo motivado por su compañero de viaje, pero lo que es fundamental para Delta es la seguridad y la comodidad de todos sus clientes y empleados.  Está claro que estos individuos buscaban violar esa prioridad.

DECLARACIÓN ANTERIOR (12:15 P.M.)

Nosotros tomamos seriamente todas las acusaciones de discriminación y estamos reuniendo todos los hechos antes de sacar cualquier conclusión. Nuestra cultura exige tratar a todos con respeto. Además, las personas de Delta están capacitadas y manejan frecuentemente conflictos entre pasajeros.

Mantener un ambiente seguro, cómodo y ordenado a bordo es primordial para cada vuelo y requiere de la cooperación de todos nuestros clientes en conjunto con la adhesión a las instrucciones de nuestros miembros de la tripulación. Esto es una política de Delta y es requerido por las regulaciones de los Estados Unidos, así como por otros organismos que rigen la aviación en todo el mundo. 

Dos clientes fueron retirados hoy del Vuelo 1 de Delta que salía de Londres-Heathrow, después de que un disturbio en la cabina diera lugar a que más de 20 clientes expresaran su incomodidad.

Hemos hablado con los clientes que fueron removidos y fueron reubicados en otro vuelo. Los planes están en el lugar para hablar inmediatamente con nuestra tripulación y con otros pasajeros cuando el vuelo aterrice esta tarde. Proporcionaremos una actualización una vez tengamos más información.

Share