Un video amateur muestra al vuelo 67 de Delta, que iba de Atlanta a Las Vegas el 18 de agosto, en el momento en que cae sobre él un rayo mientras aguardaba en fila para despegar.  Para Delta la prioridad principal es la seguridad, por tanto, tal como haríamos con cualquier incidente que involucre una aeronave, Delta está llevando a cabo una investigación de las circunstancias en torno al vuelo.

El Boeing 737-900ER con 111 pasajeros a bordo y seis tripulantes había sido despachado de la puerta de salida e iba de camino a despegar antes de que cayera el rayo en el área de la pista.  Este vuelo, al igual que otros, estaba en espera de obtener el permiso de la torre de control para despegar.  El diseño de los aviones permite que los rayos sean redirigidos.  La estructura del fuselaje y su aislamiento de grado industrial actúa como si fuese un pararrayos súper conducente que redirige al rayo hacia la tierra por medio del tren de aterrizaje alejándolo de los clientes y tripulación a bordo.

Share