Por recomendación de nuestros socios de Mayo Clinic, Delta está lanzando cambios en el servicio para agilizar aún más nuestros procedimientos a bordo y minimizar el ya bajo riesgo de exposición al COVID-19 en vuelo. A partir de esta semana:

  • Los clientes que viajen en Delta One y Main Cabin en vuelos internacionales recibirán toallitas desinfectantes adicionales durante el servicio de comidas;
  • El servicio de bebidas pre-comida de Delta One se consolidará en el servicio de comida principal para reducir los puntos de alto contacto;
  • Las tripulaciones de los vuelos tendrán más espacio entre sí distanciándose durante el embarque y el servicio de comidas;
  • Los asistentes de vuelo continuarán desinfectando, lavándose las manos y cambiándose los guantes con frecuencia. Los asistentes de vuelo tendrán acceso a guantes de dos colores, uno para todas las tareas de servicio y otro para desinfectar los baños y otros espacios de la cabina.

"A través de estos y futuros cambios, nuestra entrega consistente de todos nuestros protocolos de seguridad, servicio y limpieza Delta CareStandard continúan siendo cruciales para cumplir con nuestras promesas de salud y seguridad", dijo Allison Ausband, Vicepresidente Senior – Servicio en Vuelo. "Combinado con el cuidado y el servicio atento de nuestros increíbles asistentes de vuelo, sabemos que estos cambios continuarán aumentando la confianza de nuestros clientes cuando regresen a volar con Delta".  

Este otoño del hemisferio norte, un equipo de expertos de Mayo Clinic abordó un Delta A330-300 en el Aeropuerto Internacional de Minneapolis-Saint Paul para observar una simulación del servicio en vuelo que nuestros asistentes de vuelo ofrecen a los clientes para compartir sus opiniones sobre las principales consideraciones de seguridad al tiempo que Delta continúa perfeccionando los procesos durante la pandemia. Las recomendaciones resultantes se basaron en esa experiencia. 

"Le pedimos a Mayo Clinic que examinara detenidamente nuestro servicio de alimentos y bebidas, la forma en que los asistentes de vuelo preparan la comida, la forma en que la entregan al cliente, la forma en que interactúan entre sí", dijo Jaime Jewell, Director de Delta - Servicio en Vuelo, Estrategia de Marca y Experiencia al Cliente. "Queremos crear un ambiente en la aeronave en el que los clientes y nuestras tripulaciones se sientan bien, para que tengan la confianza de volver a volar".

El equipo de Mayo Clinic observó el servicio de comidas, refrigerios y bebidas en todas las cabinas, los anuncios de los asistentes de vuelo, las interacciones y otras responsabilidades durante el vuelo y facilitó sesiones de preguntas y respuestas con los líderes y participantes de Delta.

El profesor de medicina de Mayo Clinic, Christopher Wittich, añadió: "Estamos pensando en diferentes maneras de ayudar a disminuir el riesgo de transmisión del COVID-19 y observando la cantidad de tiempo que las mascarillas faciales están fuera de uso, los datos, la ciencia actual, todo ello para hacer las mejores recomendaciones de políticas y procedimientos para Delta".

Delta y Mayo Clinic

Delta y Mayo Clinic iniciaron su asociación en junio y han estado trabajando estrechamente para revisar, mejorar y perfeccionar los protocolos de salud y seguridad.

"Mayo Clinic nos está ayudando a encontrar ese equilibrio entre la minimización del riesgo y la exposición y hacerlo de una manera que sea genuinamente cálida y cuidadosa y que además se sienta como parte de la cultura Delta", dijo Jaime.

Los médicos de Mayo Clinic también han encabezado reuniones virtuales tanto para clientes como para empleados, abordando las preocupaciones actuales y hablando de la eficacia de las medidas que Delta ha puesto en marcha, desde el requisito de uso de mascarillas faciales hasta el bloqueo de los asientos centrales hasta marzo de 2021.