No debió pasar mucho tiempo para que Delta retome sus sólidas operaciones luego de la interrupción operativa de la semana pasada. La aerolínea registró el sábado un día libre de cancelaciones en la flota principal y canceló sólo un puñado de vuelos el domingo* como resultado de un problema de seguridad en el Aeropuerto Internacional JFK de Nueva York

David Holtz, vicepresidente sénior del Centro de Operaciones y Clientes de Delta, dijo que los tres días de interrupción de las operaciones de la semana pasada, causados por una pérdida de energía y no por el equipo de operaciones, han quedado en el pasado. Durante la interrupción, Delta se vio obligada a cancelar considerablemente más vuelos que los que se cancelaron durante todo el 2016 hasta ese momento.

"Ser una aerolínea confiable no son sólo palabras, es algo que nuestros empleados entregan a diario y hemos retornado a la fuerza operacional que nuestros clientes conocen de nosotros", dijo Holtz. "Hemos hecho todo lo posible para llegar a esa línea positiva después de la disrupción de la semana pasada".

*Basado en estadísticas internas de Delta de acuerdo al reporte de horarios de vuelos operados por Delta el 13 y 14 de agosto de 2016.

Share