Un río corre debajo del aeropuerto más ocupado del mundo. Ahora, Delta y el Aeropuerto Internacional Hartsfield-Jackson de Atlanta (ATL) les están dando a los clientes y a los empleados trasladándose por el ATL la oportunidad de contribuir con su conservación y con la preservación de las vías hídricas a nivel nacional.

Delta anunció hoy una alianza de un año con el aeropuerto más ocupado del mundo para apoyar la campaña Change the Course de la Fundación Bonnevile Environmental, una iniciativa de recuperación y conservación de agua dulce. Mientras que la contribución del patrocinio de Delta impactará directamente en el río Flint que fluye debajo del aeropuerto ATL, los clientes y empleados pueden apoyar la recuperación de vías hídricas a lo largo de Norteamérica enviando simplemente un mensaje de texto con la palabra “Delta” al 474747 o rellenando botellas reutilizables en las estaciones de agua de las terminales de Delta. Change the Course recuperará 1.000 galones de agua por cada mensaje de texto recibido y botella llenada. La alianza busca restaurar aproximadamente 30 millones de galones de agua durante el próximo año.

“Conservar agua es algo en lo que todos podemos y debemos tener un rol”, comentó John Laughter, vicepresidente sénior de Delta para Seguridad Corporativa, Aseguramiento y Conformidad. “Esta alianza con nuestro aeropuerto local, el más ocupado del mundo, mantiene directamente una fuente de agua crítica para la región y les permite a los clientes junto a nuestros empleados (que viajan a través del ATL desde todas partes del mundo) tener una manera tangible de participar en la recuperación de fuentes de agua alrededor de Norteamérica”.

El apoyo de Delta a Change the Course es parte del compromiso de la aerolínea de devolver el 1% de sus ingresos netos al impulso de esfuerzos medioambientales, sociales y gubernamentales en las comunidades donde vive y trabaja. El año pasado, Delta fue la única aerolínea nombrada en el Índice Norteamericano Anual de Sustentabilidad del Dow Jones, marcando el sexto año consecutivo en el que la aerolínea recibe esta distinción.

Change the Course es una iniciativa pionera en su tipo que relaciona a la comunidad de negocios y al público para reducir la huella en el uso del agua y regresar agua a la naturaleza. Los patrocinantes corporativos financian proyectos innovadores para recuperar agua y reforzar la seguridad hídrica. Por cada compromiso personal para conservar, Change the Course regresa 1.000 galones de agua fresca a los sistemas que la necesitan. La alianza de Delta con su aeropuerto local beneficiará directamente el río Flint de Georgia, un río de 344 millas con canales debajo del Hartsfield-Jackson.

Change the Course 2

Los ríos de Georgia proveen agua potable a millones de personas y son el suministro de granjas, ciudades y negocios por todo el estado. Estos ecosistemas de agua fresca son el hogar de uno de los más grandes ecosistemas de biodiversidad acuática en Norteamérica. Sin embargo, problemas como sequías, contaminación y crecimiento poblacional han presionado las reservas de ríos y agua fresca, poniendo en riesgo los ecosistemas naturales y las economías locales. Change the Course fomenta la innovación, las alianzas y la gestión que se necesitan para mantener las reservas de agua y mejorar su calidad.

El apoyo de Delta y el Hartsfield-Jackson a Change the Course irá directamente al proyecto de administración de agua del río Flint, que ofrece financiamiento, alcance y soporte técnico para modernizar los sistemas de irrigación, maximizar la producción de cosechas, reducir el uso de agua y restaurar la afluencia en áreas importantes de la cuenca inferior de este río.

Share