Cuando los 64.000 empleados de Delta de Servicio al Cliente en el Aeropuerto, Carga, Servicio en Vuelo y Operaciones Técnicas se dirigieron a sus trabajos con sus nuevos uniformes el 29 de mayo, se retiraron más de un millón de piezas de los viejos uniformes. Y para evitar que esos uniformes terminen en vertederos, más de 350.000 libras en prendas fueron donadas para su supraciclaje (upcycling) y reutilización por el socio de Delta,  Looptworks.

upcycling-old-uniforms-factory.JPEG“En los últimos 20 años se ha duplicado la cantidad de residuos textiles generados todos los años en Estados Unidos y nosotros no vamos a sumar a ese número”, expresó Ekrem Dimbiloglu, Director de Uniformes. “A través de nuestra alianza con Looptworks, hemos encontrado una manera creativa de dar nueva vida a nuestros viejos uniformes”.

Más de 15 millones de toneladas de residuos textiles se generan todos los años en Estados Unidos. Y una vez en los vertederos, la descomposición de las telas emite metano, un nocivo gas de efecto invernadero. Además, los tintes y productos químicos que se utilizan en las telas se filtran en el suelo y en las aguas superficiales y subterráneas, lo que contribuye a la degradación de hábitat.

Luego del lanzamiento del nuevo uniforme, se colocaron cajas de recolección en más de 90 ciudades en todo el sistema de Delta. En los próximos días, Looptworks transformará todas esas piezas retiradas que no pueden ser donadas o reutilizadas a través del supraciclaje (upcycling) / o infraciclado (down-cycling).

Muchos proyectos de “reciclado” revenden algunas partes de las telas y venden el resto como combustible para incineración de residuos. Sin embargo, la campaña de Delta y Looptworks toma un enfoque diferente, convirtiéndose en uno de los programas de transformación textil más grandes de la historia de Estados Unidos, a cargo de una sola compañía, mediante el cual ningún artículo terminará en un vertedero o incineración.

“El valor de esta colaboración va más allá de la transformación de residuos y la reutilización de artículos. Conserva además una significativa cantidad de agua y elimina las emisiones de carbono”, expresó Scott Hamlin, experto de sustentabilidad y CEO de Looptworks.

Las personas que forman parte de Delta pueden estar tranquilas al caminar en los aeropuertos, hangares y depósitos con sus nuevos uniformes sabiendo que sus uniformes anteriores serán transformados de tres maneras sustentables:

  • Donando artículos en buenas condiciones para distribuirlos entre las personas más necesitadas.
  • Mediante el supraciclaje (upcycling), el uso del material destinado a destrucción para crear un nuevo producto, de las piezas del uniforme anterior que se transformarán para comprar artículos como carteras para laptops, artículos para viaje y fundas para pasaportes este mes de octubre.
  • Mediante el infraciclado (down-cycling), o la transformación del material en algo de menor valor, para convertir la tela residual en artículos como asilamiento de hogares, contenidos para bolsas de boxeo y relleno para camas de mascotas. Para añadir durabilidad, el cuero obtenido de asientos de aeronaves que ya no se utilizan será transformado para producir productos selectos que se incluirán en la colección de productos de Delta, que estarán disponibles para su compra este mes de octubre. Mientras tanto, las organizaciones pueden acercarse a Looptworks para nominar a grupos que necesiten donaciones de prendas.

Esta no es la primera vez que Delta utiliza el proceso de supraciclaje para sus uniformes. Antes del lanzamiento de los nuevos uniformes, los prototipos utilizados para pruebas de uniformes fueron donados a re:loom, una organización de Atlanta, en la que los tejedores diseñaron y produjeron productos hechos a mano como alfombras, llaveros, y mucho más.

Share