Skip to main content

Delta News Hub Logo

En los últimos 75 años, Delta ha impuesto un importante récord en el lugar que ahora llama hogar. La mudanza de la aerolínea a Atlanta hace 75 años, el 1º de marzo de 1941, impulsó el crecimiento de Delta que pasó de ser una aerolínea regional a convertirse en la segunda aerolínea más grande del mundo. Al mismo tiempo, este ascenso transformó la ciudad y la región en un centro económico y cultural.

La aerolínea emplea a miles de personas oriundas de Georgia, es uno de los principales empleadores privados del estado, y contribuye con millones de dólares e incontables horas de voluntariado en organizaciones de caridad no lucrativas en toda el área metropolitana de Atlanta.

“El éxito, tanto de Delta como de Atlanta, ha estado entrelazado por 75 años”, comentó Ed Bastian, presidente de Delta y próximo CEO. “La clave para este éxito ha sido la histórica asociación entre Delta, la ciudad de Atlanta y el estado de Georgia, así como con los miles de empleados con base en Atlanta y con nuestros clientes”. First Hanger in previous years

El gobernador de Georgia, Nathan Deal, comentó que el impacto económico en el estado ha sido enorme. “Georgia tiene una sociedad duradera y altamente exitosa con Delta Air Lines que nos ha impulsado a ambos a crecer y florecer en los pasados 75 años”, añadió Deal. “El masivo impacto económico y la gran cantidad de empleos que Delta ha ofrecido a los georgianos han sido esenciales para la prosperidad del estado. Estamos muy orgullosos de que la segunda aerolínea más grande del mundo nos llame hogar y esperamos que este destacado ciudadano corporativo alcance alturas más altas”.

Delta era una aerolínea pequeña que ofrecía vuelos en el sureste del país, su eslogan era “La Aerolínea del Sur”, cuando su fundador C.E. Woolman decidió cambiar las oficinas centrales y mudarse de Monroe, Louisiana, a Atlanta, Georgia. Fue la decisión que unió a Delta con Atlanta, alterando el curso y el destino de ambas para siempre. C.E.-Woolman standing beside a plane

En 1941, se le otorgaron a Delta importantes rutas para expandir sus servicios hacia el norte del país, volando de Atlanta a Knoxville, Tennessee, y a Cincinnati, Ohio; y hacia el sur a Savannah, Georgia. En aquel entonces, el alcalde de Atlanta, William B. Hartsfield, estaba trabajando en extensas mejoras y ampliaciones en el aeropuerto Candler Field de la ciudad de Atlanta, en un esfuerzo por convertirlo en un gran centro para la aviación civil.

Woolman, al darse cuenta del potencial de la ubicación de la ciudad, vio la oportunidad de crecimiento para su joven aerolínea, por lo que negoció con Hartsfield un acuerdo para que la ciudad le rentara terrenos a Delta por $2,500 dólares al año y lo ayudara con $50,000 dólares para la construcción del Hangar Uno y del edificio de oficinas, lo cual tuvo un costo total de $127,250 dólares. El Hangar Dos fue construido unos pocos años después. Hoy día, estos originales hangares de mantenimiento de aeronaves son el hogar del Museo de Vuelo de Delta. En el 2011, este espacio fue designado como Sitio de la Historia Aeroespacial.

En los últimos 75 años, Atlanta ha florecido como un destino internacional, hogar de grandes equipos deportivos, instalaciones de investigación reconocidas mundialmente y compañías incluidas en la lista Fortune 500. Con el reciente boom de la industria cinematográfica, la ciudad de Atlanta se ha ganado el sobrenombre de “la Hollywood del Sur”; y también alberga, orgullosamente, al aeropuerto con mayor tráfico aéreo del mundo por volumen de pasajeros.

Hoy día, con más de 30,000 empleados en Atlanta, se estima que el hub principal de la aerolínea en el Aeropuerto Internacional Harsfield-Jackson aporta un flujo económico a la economía local de $65 billones de dólares.

“En estos 75 años, Delta Air Lines ha sido un líder en la industria mundial de la aviación y estamos orgullosos de tenerlos como nuestra aerolínea local”, comentó Miguel Southwell, Director General del Aeropuerto Hartsfield-Jackson. “Como el primer aeropuerto en el mundo en atender a más de 100 millones de pasajeros, el éxito y apoyo de Delta han sido piezas fundamentales para lograr que el Aeropuerto Internacional Hartsfield-Jackson de Atlanta sea el más activo y más eficiente del mundo”.

Delta también juega un papel importante en su comunidad, contribuye en numerosas organizaciones que incluyen a la Liga de Negocios de Atlanta, el Banco Comunitario de Alimentos de Atlanta, el Centro de Salud Infantil de Atlanta, Casa de la Alianza de Georgia, la organización internacional Habitat for Humanity, el Logro Juvenil, KaBOOM!, la campaña de la Marina Juguetes para los Niños, la Cámara Metropolitana de Atlanta, el Centro Nacional para los Derechos Humanos y Civiles, la organización Camino Unido para una Atlanta Mejor, el Centro para las Artes Woodruff y el YMCA.

Por ejemplo, en los últimos 14 años, los empleados de Delta han construido más de 230 casas en el área metropolitana de Atlanta. Y justo el año pasado, los empleados de Delta donaron 2,216 litros de sangre a la Cruz Roja Americana, convirtiendo a Delta en el 6to. donador corporativo más grande en los Estados Unidos.

Español (Spanish)

Related Topics

Related topics