Delta, Delta Air Lines Foundation y Jacobson Family Foundation contribuyeron con un total de 6,2 millones de dólares a programas en la Universidad de Auburn.

Cada año, la contribución permitirá a más de 300 estudiantes estudiar aviación y la gestión profesional de vuelos en la universidad, en un edificio de última generación denominado Edificio de Educación Aérea Delta Air Lines. El donativo también ayudará a financiar cátedras, grupos de oradores invitados mensualmente y a construir un simulador de vuelo; todo esto contribuirá a que los estudiantes de Auburn tengan los recursos educativos que necesitan para convertirse en los próximos líderes en la aviación.

Parte de los recursos (2 millones de dólares) irán al Harbert College of Business de la Universidad de Auburn para la creación del Delta Air Lines Aviation Sensor ID Bay, el cual ofrecerá espacios, recursos y personal para que los estudiantes puedan investigar y desarrollar aún más la tecnología RFID y mejorar así las experiencias de viaje.  

R10AuburnUniversity_Recognition_PaulSpeaking_2017.jpg

El viernes durante un evento en el Aeropuerto Regional de la Universidad de Auburn, Paul Jacobson, vicepresidente ejecutivo y director financiero, además de fiduciario de Delta Air Lines Foundation, dijo: "como graduado del programa Auburn Aviation Management, estoy entusiasmado con esta asociación. Con el compromiso compartido de servir a los demás y la pasión por la aviación, sé que lograremos grandes cosas juntos. Avanzar en la educación de los líderes del mañana es una parte vital de este esfuerzo, y nos complace celebrar este nuevo capítulo hoy ".

El Edificio de Educación Aérea Delta Air Lines abrirá en el otoño de 2018.

Una victoria personal para los alumnos de Auburn y los empleados de Delta

Esta asociación es personal para los cientos de empleados de Delta que son egresados ​​de la Universidad de Auburn. Casi 20 años atrás, el Programa de Aviación de Auburn estaba en riesgo de cerrar sus puertas.

Todd Richards cuenta con un amplio árbol genealógico conectado con la aviación, incluyendo pilotos, auxiliares de vuelo y mecánicos de aviación. Siempre ha sentido pasión por la aviación y decidió estudiar en el programa de Gestión de la Aviación de Auburn tras terminar la secundaria en 1993, y tras conocer sobre la universidad por su padrastro, quien también se graduó en Gestión de la Aviación en Auburn en la década de los 70.

Ahora, como gerente general del equipo de distribución global de Delta y ex alumno de Auburn, Richards recuerda cómo los estudiantes trabajaron para salvar el programa. Rememorando ese momento, Richards dijo: "La evolución del programa de Auburn en Gestión de la Aviación es especialmente significativa para mí, ya que mi esposa y yo hemos sido testigos de lo cerca que ha estado el programa de Auburn de su extinción en dos ocasiones".

Como recordatorio de ese momento y la importancia de la educación aeronáutica, en su escritorio Richards exhibe con orgullo el viejo periódico de Auburn del año en que se graduó, junto con una foto de él y su esposa sosteniendo un cartel de "Auburn Aviation #1", durante el partido de fútbol de ese año entre Auburn y Tennessee.

R10ToddRichards_2013.jpg

Richards agregó: "Los estudiantes abogaron por mantener el programa y, afortunadamente, el College of Business escuchó. Con este compromiso de Delta, mi esperanza es que los estudiantes puedan lograr sus sueños de convertirse en exitosos pilotos o en profesionales de la gestión de la aviación, estudiando en una universidad líder en su clase con fuertes lazos con Delta. El hecho de que Delta haya ayudado a crear bases sólidas para el nuevo Departamento de Aviación garantizará un futuro brillante para muchos estudiantes en las próximas generaciones ".

Mejorar la educación es una prioridad para Delta y uno de nuestros pilares estratégicos de compromiso con la comunidad.

Share