El acuerdo es parte del compromiso duradero de la aerolínea de trabajar con los clientes para alcanzar objetivos colectivos por el bien de nuestro planeta.

Delta Air Lines y Takeda Pharmaceutical Company Limited ("Takeda") han celebrado un Acuerdo de Combustible de Aviación Sostenible (SAF por sus siglas en inglés) que abordará las emisiones de carbono de los viajes de negocios de la empresa con Delta. A través de este acuerdo, Takeda se une a la creciente lista de clientes corporativos que suscriben acuerdos SAF facilitados por Delta, lo que representa el compromiso compartido entre ambas empresas para reducir las emisiones. Estas asociaciones impulsan la inversión en el mercado SAF, fomentan la demanda de la industria y amplían el mercado con el objetivo de disminuir la dependencia en el combustible para aeronaves convencionales.

“En 2020, Takeda logró la neutralidad de carbono en toda nuestra cadena de valor, incluida la aviación, lo que representa un hito significativo en nuestra travesía hacia la sostenibilidad”, mencionó Michelle De Costa, directora del Centro de Excelencia de Viajes y Reuniones Globales de Takeda. "A medida que avanzamos en este logro en 2021 y más allá, asociarnos con Delta, que comparte nuestro compromiso con el medio ambiente, nos ayuda a continuar logrando nuestros objetivos mientras invertimos en un futuro más sostenible".

En el año transcurrido desde que Delta anunció su compromiso de mil millones de dólares con la neutralidad de carbono a partir de marzo de 2020, la compañía sigue centrada en la reducción y eliminación de carbono y la participación de las partes interesadas para que sus operaciones sean más sostenibles. La colaboración con Takeda continúa subrayando el significativo impacto ambiental positivo que se puede lograr a través de la colaboración sostenible.

Lea más sobre la estrategia de sostenibilidad integral de Delta aquí.

"Ser una aerolínea comprometida con la descarbonización de la aviación significa trabajar en asociación con nuestros clientes para ayudar a abordar sus emisiones", comentó Amelia DeLuca, directora general de Sostenibilidad de Delta. “Mientras miramos hacia un futuro en el que los viajes aéreos y la sostenibilidad no sean mutuamente excluyentes, trabajar e invertir con nuestros socios es un paso vital para lograrlo. Estamos agradecidos con socios como Takeda que se están acercando para encontrar soluciones".

SAF es una palanca de importancia crítica para reducir las emisiones de carbono del ciclo de vida del combustible de aviación en hasta un 80 por ciento cuando se usa en forma pura, en comparación con el combustible de avión fósil. A través del acuerdo separado de suministro SAF de Delta con Neste, Delta puede facilitar su acuerdo SAF con Takeda y ofrecer soluciones de viajes aéreos sostenibles a otros clientes corporativos.

Neste ha estado a la vanguardia de la producción de SAF durante casi una década y es el productor de SAF líder en el mundo. El combustible de aviación sostenible Neste MY se fabrica a partir de materiales de desecho y residuos renovables de origen sostenible. Es un combustible que ofrece una forma inmediata de reducir directamente las emisiones de gases de efecto invernadero en la quema de combustible, sin requerir nuevas inversiones, modificaciones o cambios en la aeronave o en los procedimientos de distribución.

Acerca de Delta Air Lines

Desde ser la primera y única aerolínea de EE. UU. en limitar voluntariamente las emisiones de gases de efecto invernadero a los niveles de 2012, hasta el compromiso del año pasado de ser la primera aerolínea neutra en carbono a nivel mundial, Delta tiene un compromiso de larga data con los viajes aéreos sostenibles. Delta fue nombrada la aerolínea número uno entre las empresas más sostenibles de Estados Unidos por Barron en 2020, la única aerolínea estadounidense incluida en el Anuario de Sostenibilidad de S&P de 2021 y ha recibido el premio Vision for America de Keep America Beautiful y el premio Superhero Corporate Award de la Fundación Captain Planet. Delta también ha obtenido un lugar en el índice FTSE4Good durante seis años consecutivos y en el índice Dow Jones Sustainability North America durante diez años consecutivos. Para obtener más información, visite Delta.com/sustainability.

Acerca de Neste

Neste (NESTE, Nasdaq Helsinki) crea soluciones para combatir el cambio climático y acelerar la transformación hacia una economía circular. La empresa refina desechos, residuos y materias primas innovadoras en combustibles renovables y materia prima sostenible para plásticos y otros materiales. Son el principal productor mundial de diésel renovable y combustible de aviación sostenible y desarrollan el reciclaje químico para combatir los desechos plásticos. Neste tiene como objetivo ayudar a los clientes a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero con sus soluciones circulares y renovables en al menos 20 millones de toneladas anuales para 2030. Como refinador de productos de petróleo de alta calidad tecnológicamente avanzado con el compromiso de alcanzar una producción neutra en carbono para 2035, también están introduciendo materias primas renovables y recicladas, como residuos plásticos o materias primas de refinería. Neste ha sido incluida constantemente en los índices de sostenibilidad Dow Jones y en la lista Global 100 de las empresas más sostenibles del mundo. En 2020, los ingresos de Neste se situaron en 11 800 millones de euros, y el 94 por ciento de las ganancias operativas comparables de la empresa provinieron de productos renovables. Lea más en neste.com.

Declaraciones prospectivas

Las declaraciones hechas en este comunicado que no son hechos históricos, incluidas las declaraciones sobre nuestras estimaciones, expectativas, creencias, intenciones, proyecciones, metas, aspiraciones, compromisos o estrategias para el futuro, deben considerarse "declaraciones prospectivas" según la Ley de Valores de 1933, de acuerdo a su enmienda, la Ley de Bolsa de Valores de 1934, de acuerdo a su enmienda, y la Ley de Reforma de Litigios de Valores Privados de 1995. Tales declaraciones no son garantías ni resultados prometidos y no deben interpretarse como tales. Todas las declaraciones prospectivas implican una serie de riesgos e incertidumbres que podrían hacer que los resultados reales difieran materialmente de las estimaciones, expectativas, creencias, intenciones, proyecciones, metas, aspiraciones, compromisos y estrategias reflejados o sugeridos por las declaraciones prospectivas. Estos riesgos e incertidumbres incluyen, entre otros, los descritos en nuestras presentaciones ante la Comisión de Bolsa y Valores, incluido nuestro Informe Anual en el Formulario 10-K para el año fiscal que finalizó el 31 de diciembre de 2020. Se debe tener cuidado de no depositar una confianza indebida en nuestras declaraciones prospectivas, que representan nuestros puntos de vista solo a la fecha de este comunicado, y que no asumimos ninguna obligación de actualizar excepto en la medida requerida por la ley.

Share