Nueva York- “Bienvenidos a la iglesia de Delta”.

Esa fue la manera en la que el Presidente de Delta, Ed Bastian le dio la bienvenida a los inversionistas y a analistas de Wall Street este jueves cuando pronuncio un discurso en el Día del Inversor, evento anual de la aerolínea que se lleva a cabo en una histórica iglesia en Park Avenue.

Los ejecutivos se centraron en cómo Delta ha logrado de manera consistente el obtener sus metas en servicio al cliente, en el aspecto financiero y en su desempeño operativo. De igual manera expusieron como Delta está construyendo un modelo de negocios que puede rendir mayor rentabilidad a largo plazo sin importar los ciclos económicos globales.

“Es un privilegio tener su confianza y el poder servir a nuestros dueños porque ustedes confían en nosotros su capital. Y yo no tomo eso a la ligera. Mucho de lo que queremos lograr hoy es aumentar esa confianza en el mercado y en la base de inversores, y, el continuar a la búsqueda de más rendimiento para la inversión de nuestros dueños”.

Delta proveyó un pronóstico de los resultados del cuarto trimestre, anunciando un margen operativo de 16,5 a 17,5 por ciento e ingresos por unidad de pasajeros 2 po9r ciento por debajo.  El costo del combustible producirá ahorros de $3 mil millones el año que viene.

Más allá de las cifras, la presentación se centró en varios temas:  

Delta está siendo administrada para cumplir con metas a largo plazo. Desde que se presentaron públicamente sus metas financieras a largo plazo en el 2013, “hemos logrado excederlas de manera consistente y hemos aumentado nuestras metas cada año”, dijo Anderson.

Esto quiere decir que nunca asumiremos que beneficios a corto plazo, como lo son costos más baratos de combustible van a durar por siempre.  “Ahora me pregunto yo, ¿estamos contentos de que el precio del combustible esté a este nivel?  No. Tenemos que construir una empresa que tenga fondos en efectivo sostenibles y con buena rentabilidad a $100 por barril”.

La cultura corporativa de Delta es un factor singular que impulsa el éxito. “La razón por la cual estamos tan confiados de nuestros planes, a pesar de los riesgos que existen…es porque los empleados de Delta producen resultados una y otra vez”.

La cultura de Delta no puede ser replicada dijo la ejecutiva. “Es algo único de Delta y está en el ADN de la organización lo cual lleva a la aerolínea a tener el desempeño que tiene”.

Los resultados del nivel de interacción con los empleados de la compañía en el 2015 mostraron que el 88 por ciento de los empleados consideran que Delta es un gran lugar donde trabajar. “Ese es un gran resultado”, dijo ella. “Es algo que supera los modelos”.

Las alianzas internacionales aumentan en relevancia para el éxito al largo plazo.  Tanto Anderson como Bastian describieron cómo las inversiones en socios en Virgin Atlantic, China Eastern, Aeroméxico y GOL en Brasil se han convertido en una gran ventaja competitiva para Delta. 

“Delta es la única aerolínea de los EE.UU. en ser participe en intereses internacionales en cada región del mundo”.

Las alianzas JV existentes con Air France/KLM, Virgin Atlantic y Virgin Australia incluyen 270 vuelos diarios e ingresos anuales de $14,5 mil millones. 

Esto crecerá en un futuro cuando Delta forje JV con Aeroméxico, GOL y eventualmente con China Eastern, indicó.

Las inversiones innovadoras en excelencia tecnológica están rindiendo frutos. Uno de los resultados del enfoque de Delta en tecnología y en operaciones es el brindar los resultados más fiables de la industria. 

“El 2015 fue nuestro quinto año consecutivo en récords operativos y de servicio al cliente”, dijo Gil West, Oficial en Jefe de Operaciones. “Esto nos fija metas mas elevadas para 2016.”

Las cancelaciones de vuelo relacionadas a mantenimiento han bajado un 93 por ciento desde el 2011, dijo, y Delta ha tenido hasta la fecha 197 días sin cancelaciones en vuelos domésticos.  Las próximas tres aerolíneas más grandes combinadas solo tuvieron 31 días sin cancelaciones. De igual manera señalo que Delta tiene un record de operaciones a tiempo de 86,1 por ciento en este año.

Delta va tras más iniciativas para mejorar su excelencia tecnológica, lo cual mantiene los costos bajos y mejora la rentabilidad.  Anderson citó la nueva instalación de motores que abrirá sus puertas en Atlante en sociedad con Rolls-Royce.

El líder también señaló que Delta ha creado una subsidiaria que se llamará Delta Material Services para proveer refacciones de aeronaves.  “Vamos a entrar al campo de las piezas para aviones”, dijo.

El crecimiento en ingresos proviene de volar a los lugares correctos y enfocarse en lo que los clientes quieren.  Delta está continuamente ajustando su red para centrarse en los mercados donde hay una fuerte demanda para viajes, a la vez que reduce capacidad en regiones débiles”, dijo Glen Hauenstein, Oficial Ejecutivo en Jefe de Ingresos para Delta. De igual manera se ven como aumentan los vuelos hechos con aeronaves más grandes las cuales son más populares con los clientes.  

Las tarifas según la gama de servicios Delta, las cuales proveen diferentes niveles de ofertas están generando más ingresos, los cuales se esperan que lleguen a los $2,5 mil millones para el 2018.

“Siempre debimos haber provisto a nuestros mejores clientes la opción de seleccionar los asientos en los aviones y su selección de cabina”, dijo Hauenstein. De igual manera señaló que este año en lo que va de este año los pasajeros pagos en primera clase llegan al 57 por ciento, lo cual es un incremento de 45 por ciento desde 2013.  La meta para el 2018 es de llevar esa cifra al 70 por ciento. 

Hauenstein también señaló que “Los costos de los boletos aún continúan siendo un gran valor para nuestros clientes”.

Delta se va más y más como una compañía industrial de alta calidad.  La aerolínea ha pagado una deuda de $10 mil millones, esto premia a los inversionistas y coloca a Delta un escalafón por debajo del grado de inversión, dijo Paul Jacobson, Oficial Financiero en Jefe.

Cerca de un 50 por ciento del flujo de efectivo operativo es gastado anualmente en apoyo a la flota, producto, instalaciones e iniciativas de tecnología, señaló.  Esas inversiones nos llevan a ofrecer un valor a largo plazo a nuestros inversionistas y hacen de Delta la primera opción de nuestros clientes.  

“Tenemos aún muchas oportunidades futuras. Hemos logrado un progreso tremendo pero aun no terminamos y continuaremos en esta trayectoria” dijo Jacobson.