En los últimos 90 días, hemos experimentado lo mejor de la humanidad, con personas que se unen para cuidarse unos a otros y reavivar el significado de comunidad. Tristemente, la tragedia de Minneapolis nos recuerda la fea realidad que aún seguimos experimentando lo peor de la humanidad.

Al tiempo que miles de miembros de nuestra familia Delta Air Lines en todo Minneapolis - una ciudad que consideramos nuestro segundo hogar - y el mundo sufren, entender nuestro papel crítico como aliados es el primer paso.

Ser una marca guiada por valores significa que no sólo levantamos nuestras voces cuando algo va en contra de nuestras creencias, sino que ayudamos a amplificar la voz de aquellos que han sido silenciados. A menudo pensamos que necesitamos todas las respuestas, pero es importante recordar que no necesitamos respuestas para saber que el racismo, la violencia, la intolerancia y el odio no tienen cabida en nuestra mesa.

Lo que pasó en Minneapolis no es un hecho aislado. Tampoco lo que ocurrió en Georgia, Nueva York y en todo el mundo donde la injusticia vive en plena vista. Aunque nuestras palabras por sí solas no resolverán estos crímenes, la acción reflexiva combinada con un enfoque en la defensa de la diversidad, la equidad y la inclusión en el lugar de trabajo y en nuestras vidas personales desempeñará un papel curativo para ayudarnos a seguir escalando. La familia Delta usará cualquier medio que tengamos para mover el mundo hacia un mejor y más justo futuro. #UntilWeAllCare (hasta que todos nos preocupemos*)

Lea este mensaje en el LinkedIn de Ed Bastian

*Nota del editor

Temas Relacionados: Ed Bastian, Minneapolis/St. Paul

Share