Un grupo de empleados y jubilados de Delta han estado usando, para bien, los privilegios a los que tienen acceso para viajar, ayudando mascotas como perros y gatos abandonados a encontrar un hogar permanente a lo largo de los Estados Unidos.

Todo comenzó con un cachorro llamado Buddy Love. Hace 4 años,  Erica Staton, auxiliar de vuelo y cofundadora de Delta Animal Rescue and Transport (DART), recibió una solicitud desesperada de un refugio para animales en la Florida.

“Ellos me preguntaron si yo podía ayudar a transportar un cachorro que iba para donde una familia en Montana, usando mi pase de privilegios como empleada”, dijo Staton y agregó “Si el cachorro no era adoptado al día siguiente, le iba a ser aplicada la eutanasia”.

Entonces Staton voló a Ciudad de Panamá, Florida, para recoger el cachorro que en ese momento se llamaba Monty y quien luego sería bautizado Buddy Love.  Ella le compro una bufanda y cruzo con él el país rumbo a su nueva familia en Kalispell, Montana. Cuando Staton llegó, tuvo una bienvenida como nunca antes la había experimentado.

“Como auxiliar de vuelo, siempre ves avisos de bienvenida para quienes regresan a casa, pero nunca esperas experimentar eso tú mismo”, contó Starton. “Estaba toda la familia sonriente  cuando vieron a Monty y tenían un gran aviso que decía: ‘Bienvenida Erica y Monty’ el verlos tan felices hizo que todo el viaje valiera la pena”.

buddycollage.jpg

Desde esa primera vez, Staton decidió crear un grupo de rescate conformado por personas que aman a los animales y fundo DART (por sus siglas en inglés) con el apoyo de Jean Hornsby auxiliar de vuelo jubilado de Delta. Hoy el grupo cuenta con el apoyo de 4.000 miembros de acuerdo a su Página de Facebook.

DART transporta perros y gatos rescatados y los lleva hasta sus familias adoptivas en todo el país, usando el programa de pases para viajes con privilegios de los voluntarios durante su tiempo libre (Los empleados de Delta pueden volar gratis estando en modo de espera y siempre y cuando el vuelo no este agotado).

A pesar de que DART no es patrocinado por Delta, la organización sin ánimo de lucro está conformada en gran parte por empleados activos y retirados de la aerolínea.

Los voluntarios viajan con los animales en vuelos domésticos y los transportan en portadores que ponen debajo de los asientos. Todos los animales rescatados  deben cumplir con los requisitos de transporte para mascotas de Delta.

dogcollage.jpg

Como DART y durante el primer transporte oficial de Staton y Hornsby, le llamaron cariñosamente “La gran carrera de Pug”. Después de que dos Pugs perdieron a sus dueños, los auxiliares de vuelo acordaron transportarlos desde Cincinnati a Reno, Nevada para que vivieran con sus padres/dueños. Una vez en Reno, ellos sólo tuvieron 30 minutos para entregar los Pugs antes de regresar al avión y retornar a Ohio.

“Estuvimos literalmente corriendo por todo el aeropuerto con los dos Pugs que estaban tan  tristes como jamás lo habrías visto”, dijo. “Pero cuando encontramos la familia, ellos estaban tan agradecidos que nos dijeron en medio de lágrimas que nosotros les habíamos llevado una pieza muy importante para su hijo”.

Staton agregó que el rescate de animales normalmente se hace en carro y puede tardar días o semanas. Desde que  se fundó la organización, el proceso del transporte se puede acelerar volando con los animales en vez de llevarlos por tierra. Muchos refugios han solicitado específicamente el apoyo del grupo.

“Hasta el momento, nosotros hemos transportado exitosamente  más de 300 perros y gatos que de otra forma habrían muerto en refugios sobrepoblados” Concluyo Staton. “Estamos extremadamente orgullosos de nuestro grupo, y nuestros transportadores están encantados de utilizar sus pases para salvar a los animales”.

Share