La justicia aplazada. La justicia denegada. Simplemente NO está bien, ni en el pasado... ni ahora.

Hoy el 19 de junio es Juneteenth, un día que conmemora el fin de la esclavitud y la emancipación de casi 4 millones de esclavos en los Estados Unidos. Específicamente, Juneteenth no sólo marca la emancipación en sí, sino también el mensaje de libertad que finalmente llegó a un grupo esclavizado de Galveston, Texas, que no había recibido la noticia de la Proclamación de Emancipación que se había firmado hacía ya dos años.

Keyra Lynn Johnson

En otras palabras, no tomó dos años para que la noticia fuera cierta; tomó dos años para que la noticia llegara a los esclavizados. Solo piense: dos años de liberación tardía. Dos años para honrar una proclamación. Y tal vez lo más sorprendente, dos años de algunos permanecer en silencio a plena vista del mal.

Esta puede ser la primera vez que muchos han oído hablar de Juneteenth. Para otros, puede resonar de nuevas maneras durante otra nueva crisis racial devastadora.

Si bien el 19 de junio de este año es un tiempo de reflexión y enseñanza, las celebraciones tradicionales incluyen reuniones con vasos llenos de refresco de fresa (la primera bebida con la que los esclavos liberados celebraron, ya que no se les permitía esta bebida en las plantaciones), pastel red velvet, arroz y frijoles rojos. La variedad de alimentos rojos simboliza la perseverancia. Entre ellos se encuentra a menudo el destacado pastel de té, una delicia similar a galleta de azúcar con infusión de especias y un bocado de la historia afrodescendiente transmitida de generación en generación como una versión improvisada de los pasteles admirados en los salones de plantaciones.

Juneteenth nos recuerda cuán reciente es realmente nuestro pasado. Aunque los EE. UU. han dejado atrás esta forma de esclavitud, no hemos reconocido completamente el impacto duradero y persistente que ha tenido en nuestro mundo. Desde antes de 1865, a través del Movimiento de Derechos Civiles, hasta ahora, el racismo y la injusticia se han desarrollado en demasiados hashtags para contar. Muchas acciones tangibles pueden y deben tomarse y no las descartaremos. Pero quizás el mayor llamado a la acción es este: no podemos permanecer en silencio a plena vista del mal.

Debemos lidiar con nuestro pasado para dar sentido a nuestro presente con el fin de corregir el futuro. Ya sea en nuestros hogares, nuestras comunidades, nuestros lugares de trabajo o en cualquier otro lugar, debemos convertirnos en antirracistas. El antirracismo es un paso importante más allá de la igualdad; ayuda a abolir la opresión silenciosa. Se cierra la brecha entre saber lo que está bien y hacer lo que está bien, especialmente cuando la equidad está al alcance.

No tenemos dos años más que perder. Nuestro mundo clama por justicia. No nos quedemos callados ni seamos parte de un aplazamiento continuo. Juneteenth no es simplemente un hito afroamericano; es un hito estadounidense que todos deberíamos tomar tiempo para reconocer.

Considere hacer de hoy un día de enseñanza, reflexión y compromiso para usar su voz, influencia o privilegio para corregir nuestros errores sociales. Y sí, está bien ser festivo, disfrutar de sus comidas favoritas y un pastel de té o dos (en mi caso, tres). #UntilWeAllCare #BlackLivesMatter

- Keyra Lynn Johnson es la Directora Ejecutiva de Diversidad e Inclusión de Delta

RELACIONADO: En el video al inicio, el vicepresidente de Delta, Shawn Cole, patrocinador de nuestro grupo de empleados de la comunidad afrodescendiente BOLD, levanta el viernes la bandera Black Lives Matter en la sede mundial de Delta en Atlanta.