Los viajeros podrían enfrentar mayores costos de viajes de entre un 20 y un 29 por ciento para el 2020, si Estados Unidos cambia a un sistema privado de Control de Tráfico Aéreo (CTA) el cual recibiría fondos de “cuotas de usuarios”, según un nuevo estudio dado a conocer hoy por Delta Air Lines.

“Según quienes proponen este cambio, la privatización podría conducir a ahorros para los clientes”, indica el estudio.  “Pero no hay evidencia que se haya producido aún que muestre que la privatización reduciría los costos de viaje”.  De hecho, las naciones que han privatizado su CTA han visto un aumento mucho mayor en costos operativos que lo que se ve en los EE.UU. bajo la FAA”.

Ver el editorial de opinión publicado por USA Today y escrito por el Capitán Steve Dickson, SVP de Operaciones de Vuelo de Delta

El estudio, el cual resume varios análisis independientes, revisa las cuotas de la CTA asociadas con el modelo de privatización implementado en Canadá y el Reino Unido. El mismo encontró que luego de los primeros seis años de privatización, Canadá tuvo un aumento del 59 por ciento adicional en las cuotas relacionadas a la CTA. En el Reino Unido, las cuotas aumentaron un 30 por ciento.

El estudio también incluyó ejemplos de aumentos extremos de impuestos y destacó cómo un sistema privatizado y basado en ingresos puede resultar en que los recursos de la CTA sean priorizados en aeropuertos más grandes para lograr mayores ingresos a costa del detrimento de aeropuertos regionales más pequeños a largo del país.

Canadá y el Reino Unido han enfrentado retos similares con la privatización de sus CTA, por lo que se cita que los costos en ambos países están creciendo a mayor proporción cuando se compara con los EE.UU. que tiene un sistema público de CTA.

Delta ha sostenido por mucho tiempo que el eliminar la Organización de Controladores de Tráfico Aéreo de la supervisión de la FAA es una mala idea por varias razones. El Capitán Steve Dickson, vicepresidente sénior de Delta para Operaciones de Vuelo, ha señalado que el cambiar a un modelo privado amenazaría el servicio al cliente mientras que no lidiaría con los asuntos estructurales que continuarían existiendo e impactarían el espacio aéreo en los EE.UU., tal como el tema de proximidad en los aeropuertos de alto volumen en el noreste del país.

“Delta está de acuerdo con que hace falta realizar mejoras al actual sistema de control de tráfico aéreo”, dijo Dickson. “Se ha logrado un gran progreso en esta área gracias a años de investigación y de la implementación de tecnologías de próxima generación y de capacidades operativas, y necesitamos enfocarnos en continuar con el impulso que hemos logrado. Cualquier esfuerzo por separar la CTA de la FAA crearía una distracción dando marcha atrás a las labores que hemos adelantado en esos años de trabajo”.

 

 

 

Related Topics:
Share