Delta continúa duplicando su misión para facilitar a los clientes la reserva, cambio o cancelación de sus planes de viaje y para volar cómodamente con más espacio para un viaje más seguro.

A partir del 30 de julio:

  • Estamos extendiendo la exención de cuotas por cambios a los nuevos vuelos comprados hasta el 31 de agosto;
  • Estamos ofreciendo la posibilidad de volver a reservar el viaje por hasta dos años a los clientes que compraron vuelos antes del 17 de abril de 2020, que estén pendientes de viajar hasta el final del año;
  • Estamos implementando el bloqueo automático de asientos hasta al menos el 30 de septiembre, lo que bloqueará automáticamente los asientos continuos a los seleccionados por un cliente una vez que la reserva se haya completado y permitirá a los grupos de tres o más personas reservar asientos juntos, incluidos los asientos centrales.

"Al reservar sus viajes, los clientes nos dicen que valoran tener más espacio y mayor flexibilidad en un momento de distanciamiento físico y mayor incertidumbre", dijo Dwight James, Vicepresidente Senior - precios y gestión de ingresos de Delta Air Lines. "Queremos que nuestros clientes reserven y viajen con la tranquilidad de saber que su salud y seguridad sigue siendo la prioridad de Delta, y que seguiremos evaluando nuestras políticas para mantener el alto nivel de atención que esperan".

No existen cargos por cambios en los nuevos vuelos comprados hasta el 31 de agosto

Los clientes pueden seguir reservando con confianza en caso de que sus planes de viaje cambien, ya que Delta está extendiendo la exención de cuotas por cambios para todos los nuevos vuelos comprados hasta el 31 de agosto. Los viajeros tendrán la opción de cambiar su vuelo sin cargo por un año a partir de la fecha de compra.

Ver delta.com para más detalles.

Extendiendo la posibilidad de cambiar la reserva de viajes por dos años a reservas pre-pandemia

Sabemos que la escala de la pandemia del COVID-19 fue inesperada y queremos asegurarnos de que los clientes que reservaron antes de esta y tienen vuelos próximos después del 30 de septiembre tengan mayor flexibilidad si sus planes han cambiado. Es por ello que estamos extendiendo las exenciones de cuotas por cambios y ampliando la capacidad de planificar, reservar de nuevo y viajar con nosotros hasta el 30 de septiembre de 2022, a los clientes que compraron un boleto antes del 17 de abril y están programados para viajar hasta el 31 de diciembre de 2020.

Esto significa que los clientes que reservaron con más antelación para viajar en el cuarto trimestre de 2020 tienen una garantía adicional de que el valor de su boleto es seguro y canjeable por hasta dos años.

Cuando esté listo para volver a reservar su vuelo, Delta extiende las exenciones de cuotas por cambios. Se aplicará la diferencia de tarifa, por lo que los clientes podrán recibir un crédito o pagar la diferencia en el nuevo vuelo.

Vea delta.com para más detalles.

Bloqueo automático de los asientos continuos hasta el 30 de septiembre

Seguimos asegurándonos de que los clientes tengan más espacio para un viaje más seguro. Delta ahora bloqueará automáticamente los asientos continuos a los seleccionados por el cliente una vez que la reserva se haya completado. El bloqueo será visible en el mapa de asientos una vez que el cliente vuelva a revisar su reserva en Mis Viajes en delta.com o en la aplicación Fly Delta.

Al tiempo que los asientos centrales seguirán visiblemente bloqueados, la nueva tecnología asegurará que los clientes de grupos de tres o más personas también tengan la opción de reservar asientos juntos, incluyendo los asientos centrales. Esta funcionalidad, que se implementará en todas las cabinas excepto en Delta One, nos permite mantener nuestro compromiso de ofrecer a los clientes más espacio a bordo y al mismo tiempo ofrecerles más flexibilidad en la elección de sus asientos.

También, a partir del 30 de julio, se ha realizado un ajuste en nuestro Contrato de Transporte, que hemos actualizado a medida que nuestra programación sigue cambiando en respuesta a la evolución de la demanda de los clientes y las restricciones de viaje. Los clientes que compren boletos domésticos de EE. UU. emitidos a partir del 30 de julio de 2020 tienen derecho a reembolsos si su vuelo se cancela o se retrasa 120 minutos o más (incluso debido a cambios de horario), un aumento marginal de 30 minutos con respecto a la política anterior.

Related Topics:
Share