Delta informó hoy el rendimiento financiero y operativo por agosto de 2016, durante el cual la aerolínea sufrió una disminución en los ingresos unitarios y una interrupción significa a sus operaciones.

Los ingresos de pasajeros por asiento milla disponible (PRASM por sus siglas en inglés) de agosto disminuyen 9,5 por ciento en comparación con el mismo período del año anterior, según la nota de prensa de Delta. Delta indicó que la interrupción de agosto afectado los ingresos, los disminuyen aproximadamente $100 millones por el mes, equivalente a dos puntos de PRASM.

La aerolínea también continúa sufriendo presión a causa de la debilidad en la rentabilidad doméstica inmediata– los precios de los boletos para los viajes de negocios comprados cerca a la fecha de viaje. Otros puntos de presión citados son el actual desequilibrio entre oferta y demanda en el transatlántico y los vientos en contra de sus posiciones de cobertura en el Yen.

A pesar que la interrupción en el servicio causando interrupciones operativas significantes, el factor de vuelos que no fueron cancelados fue de  98 por ciento para el mes, con la data provisional mostrando 79,9 por ciento de esos vuelos con llegadas a tiempo. Las operaciones de Delta se normalizaron tres días después de que ocurriera la interrupción y que el mismo fuera reparado.

“Agradecemos a nuestros clientes por seguir confiando en Delta para obtener un  servicio superior y el rendimiento operativo que esperan de nosotros”, dijo Ed Bastian, CEO de Delta Air Lines. “Nuestro esfuerzo de recuperación ejemplificó el trabajo duro y la determinación del personal de Delta a nivel mundial y de todos los  80.000 empleados que permanecen dedicados a recuperar de su confianza”.

 

Share