Delta participó en una conferencia de prensa conjunta con el Superintendente del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD), funcionarios locales de salud y de la comunidad el miércoles por la mañana para confirmar que las escuelas en el área de una liberación de combustible habían sido limpiadas y para que los estudiantes asistan a clase.

El martes por la noche, la aerolínea envió 13 equipos de limpieza para trabajar con personal de LAUSD en las escuelas para limpiar todas las áreas de superficie exteriores con las que los estudiantes podrían entrar en contacto.

Dana Debel, Directora Gerente de Asuntos Gubernamentales de Delta, proporcionó una actualización en la conferencia de prensa, diciendo que equipos de la aerolínea trabajaron toda la noche en asociación con LAUSD para asegurar que todas las escuelas estuvieran seguras y pudieran abrir el miércoles. También reiteró el compromiso de Delta de trabajar con las escuelas y la comunidad para abordar las necesidades en el futuro.

Durante la conferencia de prensa, un portavoz del Departamento de Salud del Condado de L.A. dijo que se había hecho más de lo que se requería, y que no se esperan efectos residuales para la salud.

La aerolínea continúa trabajando estrechamente en el Departamento de Salud y Seguridad Ambiental de LAUSD para ayudar a los afectados por el aterrizaje de emergencia del vuelo 89.

Las personas y propietarios que crean que pueden haber sido afectados por la liberación de combustible del avión pueden comunicarse con Delta al 800-441-5955 para obtener más información.

Informe de las 11 p.m. el martes:

Poco después de despegar, el vuelo 89 de LAX a Shanghai, tuvo un problema con el motor lo cual requirió que el avión regresara rápidamente a LAX.

La aeronave aterrizó de manera segura luego de liberar combustible, lo que es parte del proceso normal que requiere que la aeronave alcance un peso de aterrizaje seguro.  Delta está en comunicación con el aeropuerto de Los Ángeles y con el Departamento de Bomberos del Condado de LA, al igual que con líderes comunitarios y comparte preocupación sobre reportes de lesiones menores a adultos y niños en escuelas del área.

Delta continúa investigando este asunto. Cualquier individuo o propietario que crea haber sido afectado por la liberación del combustible debe comunicarse con Delta al 800-441-5955 para obtener más información.

Share