Se espera que este fin de semana una tormenta invernal de gran escala impacte la costa este de los EE.UU.  Washington D.C., Baltimore, Filadelfia y Nueva York van a ser foco de la nevada que se espera sea de escala histórica y que caiga sobre 15 estados afectando posiblemente los viajes de decenas de millones de personas.

Al momento, el equipo que se encarga de deshelar los aviones de Delta está en medio de intensas preparaciones para hacer frente a las necesidades de las operaciones. Los equipos están entrenados para combatir la inclemente nevada comienza siempre su preparación mucho antes de que caiga el primer copo de nieve.

Campamento de entrenamiento del equipo invernal de Delta

El centro de operaciones de Delta en Minneapolis-St. Paul es uno de los centros de operaciones de deshelar aviones en la red de la aerolínea y cuenta con una flota de 28 vehículos y más de 200 agentes de rampa.  Cada verano, ellos llevan a cabo una intenso proceso de entrenamiento y certificación para enseñarle a los agentes de toda la aerolínea como aplicar adecuadamente los fluidos que se usan tanto para deshelar como para combatir el hielo. Para cualificar, cada participante debe pasar una prueba por computadora y ser cualificado.  El resto del curso incluye clases en aulas y entrenamiento para obtener experiencia.

Pero el entrenamiento no se detiene ahí.  Los agentes de rampa, como los de la operación en Salt Lake City, deben continuar puliendo sus destrezas por medio de simulaciones y de entrenamiento con video.

El fluido naranja vs. el fluido verde

Cuando la temperatura baja a menos de 50°F (lo cual en MSP es lo habitual en el mes de octubre), se comienzan a realizar inspecciones matutinas diarias a cada aeroplano.  Cada vez que un llamado “contaminante” como lo es la escarcha se ve en la superficie del avión, lo cual inhibe la habilidad del avión de despegar, el avión debe ser deshelado.

d

Hay varios tipos de fluidos disponibles para proteger un avión de los elementos, pero Delta usa el fluido deshelar Tipo I que es de color naranja y de Tipo IV que es un fluido anti-hielo color verde.

El Tipo I que es para deshelar es una mezcla del químico llamado propilenglicol con otros químicos, inhibidores y agua.  Esta mezcla se calienta entre 160°F y 180°F y se rosea bajo presión para remover la escarcha, el hielo y la nieve de la aeronave.

“Somos los que más usamos glicol en el país para Delta y no es algo de lo cual necesariamente estamos orgullosos”, dijo en broma David Pederson, gerente de Servicio de Operaciones de Delta en el aeropuerto Internacional de Minneapolis-St. Paul.  En esta temporada de invierno, cinco aeropuertos o estaciones a las cuales Delta provee servicios estarán probando un nuevo fluido para deshelar que es nuevo y  mejor para el medioambiente.

Si está cayendo nieve, aguanieve o lluvia congelante, hace falta tomar una medida adicional para prevenir que se forme de nuevo hielo sobre el avión antes de que vaya a despegar.  Para esos casos, antes de que el proceso de descongelar termine, se usa el fluido anti-congelante Tipo IV el cual es aplicado a las superficies críticas como lo son las alas y la cola del avión.

Así es que funciona el proceso de deshelar un avión

Por lo general los aviones son deshelados antes de despegar en un área remota cerca de la pista, pero también se pueden deshelar mientras están estacionados en la puerta de salida. Eso no solo ahorra tiempo, sino también combustible.  Hemos invertido en equipo con lo más adelantado en tecnología para mejorar la eficiencia y efectividad del proceso.  Este año, la operación de Delta en Salt Lake City añadió dos áreas nuevas para deshelar y cinco nuevos camiones para deshelar.

Dependiendo del tamaño de la aeronave, se pueden usar hasta cuatro vehículos en el proceso de deshelarla.  Cada vehículo tiene un conductor y una persona que según sea necesario aplica los fluidos para deshelar y evitar que vuelva a helarse el avión.  Cuando se está deshelando en el área remota, hace falta una persona más que está asignada a comunicarse con el equipo de vuelo y quien completa una inspección final para autorizar a que el avión pueda despegar.

Durante el proceso de deshelar y de aplicar el fluido anti-hielo, los pilotos configuran la aeronave bajando los alerones y apagando el sistema de ventilación de la aeronave para que el olor dulce del glicol no entre a la cabina del avión.

Desde la cola hasta la nariz del avión, el proceso de deshelar puede tomar unos diez minutos dependiendo del tamaño de la aeronave. El aerosol para evitar que vuelva a congelarse el avión toma entre cinco a diez minutos en ser aplicado.  De manera que, a no ser que haya algún evento invernal excepcional, los equipos de trabajo pueden aplicar una capa adicional de protección a unos seis aviones por hora.  Luego que terminan la labor, el fluido en exceso es recogido y reciclado.

El año pasado en MSP, se usaron en combinación, aproximadamente 900.000 galones de fluidos para deshelar y anticongelantes, con un valor total de $5,5 millones de dólares.  La base de operaciones casi duplicó esa cantidad en el 2013 debido al cruento invierno que se extendió hasta el mes de Mayo.

El deshelar aviones es un trabajo con sus retos y algo frio, pero hay quien disfruta de esta labor porque le apasiona.  “La mejor parte del trabajo es que es diferente cada día.  Siempre hay un reto, ya sea que se trate del clima o de cuantos aviones hay que deshelar”, dijo Brian Dotson quien ha deshelado aviones por los últimos 30 años. “Solíamos tener camiones abiertos cuando hacíamos este trabajo pero ahora tenemos camiones con calefacción en MSP, y estamos agradecidos de ello”.

Los equipos de deshiele “Go Teams” de Delta

En general, Delta tiene 235 estaciones en aeropuertos equipadas con capacidad para deshelar, y de esas, 195 están ubicadas en los EE.UU.  Sin embargo, una tormenta monstruosa que batió records como la que cayó en Boston el pasado año, requiere que las estaciones reciban un poco más de ayuda.  Para ello Delta creo sus “Go Teams” que son voluntarios de Detroit, Minneapolis-St. Paul, Salt Lake City y Cincinnati y quienes están preparados y listos para responder en cosa de momentos.

“Los equipos de deshiele son un grupo de personas dedicadas y están siempre preparadas para lo peor”, dijo Ken Sandhu, gerente del Programa de Deshiele de Delta.  “Cada estación está bien equipada con personal y tanques de glicol que están listos para enfrentar lo que sea que el clima traiga consigo”.

Entonces, este invierno, cuando usted viaje con Delta, recuerde que hay equipos de personas dedicadas a deshelar aviones justo afuera de la ventana del avión y que están trabajando con ahínco para llevarle a su destino final a tiempo.  Y para que sepa, a ellos no les molesta para nada si usted les saluda desde la comodidad del avión mientras espera para despegar.

“Tenemos millones de ojos que nos observan mientras hacemos nuestro trabajo y eso nos motiva a seguir laborando, enfocados, con entusiasmo y dedicación”.

 

 

Related Topics:
Share