Skip to main content

Delta News Hub Logo

Primer Boeing 747-400 realiza su histórico vuelo final

Esta semana Delta retiró de operación el primer avión Boeing 747-400 que se haya construido para una aerolínea comercial, después de su vuelo final desde Honolulu hacia Atlanta.

El avión Delta 6301 hizo su primer vuelo con Northwest Airlines en diciembre de 1989 y ha recorrido más de 61 millones de millas, lo suficiente como para realizar 250 viajes desde la Tierra a la Luna. Años más tarde, Northwest se fusionó con Delta.

Conocida como la "Reina de los Cielos", la aeronave 747 es uno de los aviones más populares y reconocidos en el mundo de hoy. Cuando el primer 747 hizo su vuelo comercial inaugural hace 45 años, los críticos pensaron que la aeronave no tardaría en convertirse en obsoleta ya que los diseñadores creyeron que los aviones supersónicos tomarían preponderancia en los cielos. Sin embargo, el avión jumbo de cuatro motores revolucionó la industria con su excepcional capacidad de vuelo de larga distancia y el gran tamaño, casi tres veces más grande que el mayor avión volando en ese momento.

El 747 marcó el comienzo de una nueva era en viajes internacionales de lujo e introdujo a la vez nuevas funciones como escaleras caracol hacia la cubierta superior y bares independientes con piano. Las mejoras del 747-400 incluyeron una nueva cabina de vidrio, tanques de combustible en la cola, motores de avanzada y un nuevo interior.

El modelo 747-400 es llamado “jumbo de alta tecnología" para distinguir sus características avanzadas con respecto a su predecesor, el "jumbo clásico" de las series -100 a -300. Los aviones 747-400 han volado desde los EE.UU. a numerosos destinos de larga distancia, incluyendo Ámsterdam, Tel Aviv, Honolulu, Shanghái, Seúl, Tokio y Manila, durante los últimos 26 años.

Delta continúa modernizando su flota y mejorando su red en el Pacífico, por lo que la aerolínea planea retirar sus 12 restantes aviones 747 para el 2017, reemplazándolos con aviones más pequeños, con consumo de combustible más eficiente, que permitirán a la aerolínea operar una variedad más amplia de rutas especialmente en los mercados asiáticos.

El último vuelo de la aeronave 6301 fue el vuelo Delta 836. El vuelo despegó completo de Honolulu en horario, mientras que todo el equipo de Delta vio salir a su amado avión. Después de su vuelo final, el avión 6301 fue bienvenido en Atlanta por la mañana temprano.

El piloto en jefe de 747 de Delta, Steve Hanlon, dijo que el 747-400 era conocido cariñosamente entre los pilotos como "La Ballena": "Aún siendo más grande que una ballena, era sorprendentemente maniobrable y rápido, alcanzando una velocidad crucero de 0.86 (velocidad del sonido) con cerca de 400 personas a bordo".

Tras su retiro, está previsto que el avión 6301 tenga su viaje final a principios de 2016 hacia el Museo de Vuelo de Delta, donde se convertirá en el más reciente avión exhibido.

Español (Spanish)