Skip to main content

Delta News Hub Logo

Los equipos de operaciones de Delta están planificando una rápida recuperación el sábado, después de una tormenta disruptiva de invierno en aeropuertos a lo largo del Atlántico medio y el noreste. Las ráfagas de viento y vientos cruzados excedieron los límites permisibles para vuelos y operaciones terrestres durante gran parte del viernes, causando alrededor de 900 cancelaciones de vuelos regionales en la línea principal y Delta Connection, con cancelaciones adicionales todavía posibles. En particular, los vientos que superaron las 50 millas por hora evitaron que los equipos de Delta pudieran descongelar las naves de manera segura durante las precipitaciones

Cerca de 60 cancelaciones más están registradas para el sábado, mientras los equipos trabajan para restablecer la normalidad en las operaciones con la ayuda de un horario de vuelo de fin de semana más ligero y mejoras del clima. Las ráfagas de viento permanecerán en la región, pero se espera que estén dentro de los límites de operación.

Delta emitió una exención climática el jueves para que los clientes ajusten sus horarios si viajan a través de las ciudades afectadas por la tormenta. Se recomienda a los clientes que consulten Delta.com o la aplicación móvil Fly Delta para obtener la información más actualizada sobre el estatus de los vuelos.

Actualización del viernes 10:30 a.m.

Una poderosa tormenta tardía de invierno podría traer vientos de más de 50 millas por hora en algunas áreas a lo largo de la costa noreste, incluyendo los aeropuertos del área de la ciudad de Nueva York. En consecuencia, Delta canceló proactivamente aproximadamente 300 vuelos hacia y desde el noreste y Nueva Inglaterra el jueves por la noche y el viernes. Más ajustes son posibles.

Las ráfagas pronosticadas, que aumentarán en intensidad a lo largo del viernes, representarán un desafío para las operaciones de las aerolíneas. En particular, los vientos cruzados fuertes en los aeropuertos de Nueva York pueden, a veces, exceder los límites permisibles para ciertas aeronaves regionales y principales. Esos vientos también pueden impedir que los equipos de tierra provean servicios de catering a las aeronaves y pueden obstaculizar los esfuerzos de descongelación, un requisito de seguridad siempre que hay nieve u otras precipitaciones congeladas.

Se recomienda a los clientes que consulten Delta.com o la aplicación móvil Fly Delta para obtener la información más actualizada sobre el estatus de los vuelos.

Se ha emitido una exención para el clima invernal para las ciudades afectadas desde Washington, D.C., hasta Portland, Maine, y en el oeste hasta Cleveland. Esta exención permite a los clientes la posibilidad de realizar un cambio por única vez en sus planes de viaje sin incurrir en una tarifa adicional.

Delta también reubicará de manera proactiva los aviones de los aeropuertos de Nueva York durante el impacto más significativo de la tormenta, para que estén disponibles para reiniciar vuelos rápidamente una vez pase la tormenta. Se pronostica que la nieve y los fuertes vientos disminuirán el viernes por la noche y el sábado. Delta buscará retomar sus operaciones en la región el sábado.

Español (Spanish)