El reparto de utilidades de USD 1,100 millones, de la industria líder Delta, tendrá un mayor impacto en las comunidades locales del que los números sugieren, esto debido a lo que los economistas llaman “el efecto multiplicador”. 

Por ejemplo, en el área metropolitana de Atlanta, donde Delta pagará a sus casi 32,000 empleados más de USD 392 millones, el impacto económico será más del doble, es decir, una estimación de USD 957 millones, de acuerdo con Jeff Humphreys, economista de la Universidad de Georgia.

En ese sentido, Jeff Rosensweig, profesor de la Goizueta Business School de la Universidad de Emory y director del programa John Robson para Negocios, Políticas Públicas y Gobierno, explicó la teoría detrás del concepto:

“En el frecuentemente citado ‘efecto multiplicador’, el aumento de los ingresos obtenidos por las personas que venden bienes y servicios, adquiridos con dinero del reparto de utilidades de Delta es, a su vez, gastado parcialmente en productos locales”, destacó Rosenswieg. “Por lo tanto, la gente que vende esos productos comenzará una tercera ronda de gatos y así sucesivamente”.

Rosensweig, especialista en Economía Global, señaló también que el reparto de utilidades garantiza que una parte importante de los beneficios se invierta directamente en las comunidades donde los empleados de Delta viven y trabajan:

“El reparto de utilidades de las compañías es una de las mejores formas de ayudar a una economía”, afirmó Rosensweig. “Aunque alguno de estos incrementos en los ingresos se ahorrarán o se gastarán fuera de la economía local, gran parte se destinará en aumentar las compras de empresas locales. Además, dada la ubicación de muchos empleados de Delta en Atlanta, una gran parte de su gasto impulsará comercio minoritario, así como empresas en las que las mujeres son dueñas.

Como beneficio adicional de inyectar más dinero a la economía, las empresas son más capaces de contratar y retener a los empleados. Humphreys afirmó que la distribución de beneficios en Atlanta apoya la creación de 4,000 empleos, aproximadamente, de medio y tiempo completo fuera de Delta.

Otros mercados que han recibido utilidades incluyen la ciudad de Nueva York, con más de $119 millones y Detroit con más de $100 millones.

Además, la aerolínea se ha comprometido en devolver a las comunidades, donde sus empleados y clientes viven y trabajan, una contribución a beneficencias del uno por ciento de sus ingresos netos cada año. 

 

Share