Cada año, Delta vuela a más de 170 millones de personas a bordo de sus aviones. Pero no sólo importa el trabajo de los empleados para conectar a los clientes alrededor del mundo. Los empleados de Delta usualmente generan un gran impacto al servir a las comunidades donde viven y trabajan.

Delta, Delta Air Lines Foundation y sus empleados contribuyen con miles de horas de voluntariado y millones de dólares para apoyar causas cívicas a través de las artes y la cultura, educación, medioambiente, salud y vida sana, y esfuerzos para los militares y veteranos.

Ya sea construyendo viviendas para Hábitat para la Humanidad Internacional en Argentina, creando espacios de juegos con KaBOOM! en Seattle, donando sangre a la Cruz Roja Americana en Atlanta o educando a estudiantes a través de Junior Achievement en Nueva York, los empleados de Delta estuvieron comprometidos a devolverle a la comunidad en el 2015.