Si bien los esfuerzos para contener el COVID-19 continúan evolucionando, Delta ha tomado medidas proactivas y voluntarias para ayudar a los clientes a tener una experiencia de vuelo saludable.

  1. Limpieza, limpieza y más limpieza.

Desinfectar superficies es una forma clave de minimizar la propagación del virus, según entidades como la CDC y la OMS. Desde aeropuertos hasta aeronaves, aquí hay algunas formas en las que Delta está trabajando para garantizar una experiencia de vuelo saludable utilizando productos aprobados por EPA y OSHA para acabar con los virus:

  • Aeronaves - Delta ha duplicado su programa de limpieza regular al tiempo que agrega un proceso de rociado, a menudo utilizado en entornos sanitarios, para desinfectar el interior de las aeronaves. Después de cada vuelo, los equipos utilizan rociadores electrostáticos para sanitizar el interior de la aeronave desde el suelo hasta el techo con un desinfectante de alto grado. El personal de limpieza realiza amplios procedimientos manuales para desinfectar las superficies de alto contacto, incluidos los asientos, las consolas, las pantallas de vídeo en el respaldos de los asientos, las ventanas, las puertas, los baños y otras zonas en el interior de la aeronave. Consulte más detalles sobre los procedimientos de limpieza y desinfección de aeronaves de Delta aquí.
  • Quioscos de facturación: Si bien las pantallas táctiles son convenientes, requieren que los clientes toquen la misma superficie que otros han usado antes. Por eso, desinfectamos los quioscos de los aeropuertos varias veces al día. Los clientes siempre pueden descargar la aplicación Fly Delta para que puedan registrarse desde su teléfono. Simplemente inicie sesión como "invitado" o cree una cuenta Delta SkyMiles de forma gratuita y sin obligaciones.
  • Áreas de la puerta de embarque: además del mostrador de boletos y el área del lobby del aeropuerto, Delta ha aumentado el horario de limpieza de las áreas de las puertas de embarque, haciendo que los suministros estén fácilmente disponibles para nuestros agentes de servicio al cliente, para la limpieza de mayor frecuencia o de manchas y más limpieza de asientos en el proceso.
  1. Dándole una mano a los clientes (desinfectante y más).

La higiene personal simple, que incluye lavarse las manos con frecuencia y no tocarse los ojos, la nariz o la boca, es esencial para minimizar la propagación del COVID-19 y otros virus. Si bien sabemos que muchos clientes siguen esta guía, aquí hay algunas otras formas en que Delta está orientando a los clientes como alternativas para mantenerse limpios:

  • Desinfectantes para manos: Delta está poniendo desinfectantes para manos en todos los mostradores de boletos, puertas de embarque, centros de ayuda para necesidades, oficinas de servicio de equipaje y clubes Delta Sky, comenzando con nuestros aeropuertos centrales donde prestamos servicio al mayor volumen de clientes, algo que tanto los empleados como los clientes pueden aprovechar antes de abordar el avión.
  • Kits de amenidades: estos kits para clientes en vuelos internacionales de larga distancia incluyen desinfectante de manos o toallitas de limpieza.
  1. Respire tranquilo durante su vuelo.

Las aeronaves en la flota de Delta cuentan con un sistema de circulación de aire de última generación con filtración HEPA o con un sistema que extrae aire fresco del exterior para reemplazar el aire de la cabina. Los filtros de aire HEPA extraen más del 99.999% de los virus, hasta más pequeños, incluidos los coronavirus.

  1. Armando a los empleados con datos y suministros.

Los empleados de Delta son la base de nuestro éxito: su salud, seguridad y conocimiento son primordiales. Aquí hay algunas formas en las que estamos apoyando a los empleados para que puedan servir mejor a los clientes:

  • Suministros: proporcionar desinfectante de manos, guantes y otro equipo de protección, especialmente para aquellos que interactúan directamente con los clientes, y máscaras para el uso de clientes enfermos, sus cuidadores o auxiliares de vuelo o pilotos que están en contacto cercano con clientes enfermos.
  • Información: Delta ha lanzado un centro de comando COVID-19 entre divisiones con líderes clave y expertos en la materia para que podamos responder ágilmente y comunicarnos con los empleados sobre las indicaciones del CDC y la guía de la OMS. Se proporcionan regularmente actualizaciones generales y orientación a personal con roles específicos.
  • Esta semana, Delta dio la bienvenida a los médicos del CDC que trabajan en el brote de COVID-19 en un ayuntamiento en Atlanta, donde los principales empleados pudieron hacer preguntas y escuchar a los expertos. Para los empleados que no pueden asistir, los líderes de Delta comparten lo que aprendieron y distribuyen las conclusiones principales a los empleados de Delta en todo el mundo.
  1. Mantenerse en contacto con los expertos.

El equipo de tripulantes de Delta y los servicios de salud para los pasajeros tienen una estrecha relación con los CDC y la OMS, y han aumentado su contacto a medida que evoluciona la situación para garantizar que tomemos todas las precauciones necesarias para volar de manera saludable. Como tal, todos los procesos de salud y seguridad de Delta cumplen con los altos estándares de estas organizaciones, y muchos los superan.

  1. Recordando lo que hemos aprendido de otros brotes.

COVID-19 no es la primera epidemia que enfrentamos, y lo que hemos aprendido del H1N1 y el Ébola nos ha ayudado a prepararnos para cuidar a los clientes hoy. Si bien cada evento de salud tiene elementos únicos, los ajustes que Delta ha realizado en el pasado continúan brindando buenos resultados para afrontar al COVID-19. Estos incluyen equipar aviones con Kits Universales de Precauciones, desinfectantes de manos y de superficie y otros artículos, de acuerdo con las recomendaciones del CDC, para que los auxiliares de vuelo puedan mantener su propia salud y la de aquellos a bordo en caso de que un cliente mostrara signos de infección.

 

 

Related Topics