Delta continúa investigando una historia dada a conocer por la Dra. Tamika Cross en un artículo publicado en Facebook.

Nos preocupa cualquier acusación de discrimimación y las tomamos con mucha seriedad.  La experiencia de la Dra. Cross según se describe no refleja la cultura de Delta ni los valores de nuestros empleados, mismos que ejemplificamos en nuestro diario vivir. Estamos llevando a cabo una investigación completa al respecto.  Hemos conversado directamente con la Dra. Cross y con varios de los integrantes de la tripulación que estaban a bordo para poder recabar las mayor información posible.

Hay mucho que no podemos compartir por llevarse a cabo la investigación, dado que involucra datos personales confidenciales, sí queremos compartir lo que no es posible hacerlo.

Tres profesionales médicos se identificaron en el vuelo en cuestión.  Uno de ellos pudo mostrar la documentación que avalaba su entrenamiento médico y a ese doctor se le pidió que prestara asistencia al cliente con problemas médicos.  Adicionalmente, el cliente fue atendido por paramédicos al llegar.

Los asistentes de vuelo están entrenados para recabar información de voluntarios médicos y para ofrecer asistencia durante una emergencia médica a bordo.  Cuando la información que constata las credenciales medicas de una persona no están disponibles, se le instruye a los asistentes de vuelo que hagan preguntas tales como dónde recibió la persona entrenamiento médico y si la persona tiene una tarjeta de presentación o cualquier otra documentación, finalmente queda a manos del asistente de vuelo el usar su mejor criterio.

Delta está comprometida a la diversidad, la inclusión y al respeto de todos sus clientes a nivel mundial.  Esta es una parte fundamental de nuestros valores y cultura corporativa.  Como una aerolínea global con una fuerza laboral diversificada que provee servicios a una diversa clientela, estamos comprometidos a tratar a todos nuestros pasajeros con respeto y amabilidad.

 

Share