• Cada nueva opción de proyecto de compensación posee impactos de reducción de emisiones verificados que se alinean - y se adelantan - a los objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.
  • Los clientes pueden acceder a la calculadora de carbono mejorada de Delta y compensar el impacto de sus vuelos a través de Delta.com y la aplicación Fly Delta.
  • Dado que los viajes aéreos en todo el mundo representan el 2% de las emisiones de gases de efecto invernadero del planeta, las compensaciones de carbono reducen el CO2 en la atmósfera y se suman al trabajo líder de Delta para disminuir el impacto de volar en el medio ambiente.

Los clientes que eligen compensar sus viajes utilizando la calculadora de carbono mejorada con Delta brindan apoyo con fondos a proyectos en todo el planeta, los cuales utilizan soluciones climáticas naturales y marcan una diferencia apreciable en la atmósfera. Estos proyectos restauran los ecosistemas y abordan la deforestación, además de apoyar a las comunidades locales al ofrecer oportunidades de trabajo y crecimiento económico.

Ya sea que viajen por negocios o por placer, los clientes ahora tienen formas aún más fáciles de unirse a Delta en su trabajo para volar de manera más sostenible. A partir de este mes, los clientes de Delta podrán usar la calculadora de carbono mejorada de la aerolínea para elegir entre cuatro nuevas opciones de proyectos de compensación de carbono, cada una de las cuales posee impactos de reducción de emisiones verificados que se alinean con los objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

Delta lideró la industria de la aviación de Estados Unidos al lanzar el primer programa de compensación de carbono en 2007, además de adquirir más de 12 millones de compensaciones desde 2012 para lograr un crecimiento neutral en carbono anticipándose a CORSIA, el esquema que limitará las emisiones internacionales a los niveles de 2019/2020. Ahora, la aerolínea más confiable del mundo está aumentando su compromiso con una herramienta actualizada que también estará disponible por primera vez a través de la pestaña "Más" en la aplicación Fly Delta.

"Somos una aerolínea global cuyo negocio es conectar a las personas entre sí y con el mundo. Lo fundamental para esa misión es cuidar el medio ambiente”, comentó Alison Lathrop, Directora Gerente de Delta para el Medio Ambiente Global, Sostenibilidad y Cumplimiento. "A través de una investigación exhaustiva y un proceso de selección cuidadoso, hemos elegido proyectos efectivos en los que nuestros clientes pueden sentirse cómodos y seguros al compensar la huella de sus viajes".

Cómo compensar los viajes para un viajero único, grandes grupos o empresas

La calculadora proporciona una opción para ingresar datos de vuelos individuales, además de cargar vuelos de acuerdo a eventos o viajes para un grupo más grande. Los clientes pueden señalar los aeropuertos de origen y destino o cargar una hoja de cálculo de viaje. Haga clic en "Calculate CO2 emissions" y luego en "Offset now". Podrá leer acerca de cuatro proyectos que puede elegir y apoyar.

Por ejemplo, la calculadora muestra que un vuelo de ida y vuelta entre Atlanta y Los Ángeles cubre 3.882 millas (6.247 kilómetros) con un impacto, para una sola persona, de 0,508 toneladas métricas de CO2. La compensación del impacto de ese viaje de ida y vuelta varía entre 3,30 dólares a 5,08 dólares, dependiendo del proyecto elegido.

¿Cómo ayudan las compensaciones al medio ambiente? El combustible para aviones representa el 2% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero. Las compensaciones de carbono reducen el CO2 en la atmósfera, lo que ayuda a mitigar el impacto de los gases de efecto invernadero. Cada compensación tiene una reducción de emisiones verificada y se adelanta a los objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

Socios compensadores de Delta que mitigan de manera medible el impacto de los gases de efecto invernadero:

  • SOUTHERN CARDAMOM REDD+ PROJECT

Esta iniciativa protegerá una parte crítica de la selva tropical de las montañas Cardamomo en Camboya, uno de los lugares de conservación más importantes del planeta. El proyecto apoyará 21 aldeas en un esfuerzo por nutrir la biodiversidad y crear medios de vida alternativos.

  • KASIGAU CORRIDOR REDD+ PROJECT

Como parte de una iniciativa que ha estado protegiendo los bosques de Kenia desde 2006, este megaproyecto aborda el conflicto entre humanos y vida silvestre a gran escala: se estima que reduce más de un millón de toneladas métricas de CO2e por año.

  • PROYECTO COSTA DE CONSERVACIÓN GUATEMALTECA

Ubicado en la costa caribeña de Guatemala, este proyecto protege el Corredor Biológico Mesoamericano. Estos diversos ecosistemas, una importante fuente de ingresos para las familias locales, han sufrido años de deforestación debido al establecimiento de granjas y ranchos ganaderos.

  • PROGRAMA TIST

Más de 90.000 agricultores han plantado, mantenido y monitoreado más de 19 millones de árboles vivos en Kenia y Uganda, árboles que ya están reduciendo la erosión, enriqueciendo el suelo y proporcionando entornos y medios de vida sostenibles para los agricultores de TIST, así como para sus familias y comunidades.

Desde 2005, Delta ha reducido su consumo de combustible para aviones, lo que lleva a una disminución del 11% en las emisiones a medida que Delta trabaja hacia su objetivo a largo plazo de reducir las emisiones en un 50% para 2050. Delta también está invirtiendo en aviones nuevos y más eficientes en combustible para optimizar el uso de combustible para aviones. La calculadora de carbono es la más reciente manera de la aerolínea que permite que los clientes se unan a Delta para lograr un impacto al invertir en la acción climática y en las comunidades locales.

Más recientemente, Delta ha invertido dos millones de dólares en un estudio de factibilidad de una instalación de producción de combustible de aviación sostenible (SAF) y realizó este verano sus primeros 20 vuelos de entrega sin emisiones de carbono utilizando SAF y compensaciones de carbono. Delta es la única aerolínea de Estados Unidos que limita voluntariamente sus emisiones de carbono según los niveles de 2012 mediante la compra de más de 12 millones de compensaciones verificadas y ha eliminado una variedad de artículos de plástico de un solo uso a bordo, de kits de servicios y de los Delta Sky Clubs.

Share